domingo, octubre 14, 2007

Imágenes inolvidables de Florencia









Dicen que minutos antes de morir se aparecen en la mente los recuerdos más inolvidables de la vida de uno. En este viaje, capturé dos recuerdos que seguramente aflorarán en mi mente ese día. Uno es el "David" de Miguel Ángel Buonarroti, (le dediqué una nota entera en este blog) y el otro recuerdo es el siguiente:




Luego de ver el "David" en la Galería de la Academia, saqué mi mapita indicativo y marqué una plaza para ir a ver, necesitaba un tiempo de aire puro y lluvia en mi rostro para recuperarme de tanta belleza. Comencé a caminar por una calle totalmente medieval, ésta fue mi primer experiencia visual real de lo que era un barrio de esa época, hasta ese día me había dedicado casi un 100% a las culturas amerindias. Estaba tan sorprendida y encantada de ver esas ventanas con influencia bizantina y esas paredes hechas como de enrejado... vuelvo a mirar mi mapita y tengo que doblar a la izquierda.... doblo y OH! ¿qué ven mis ojos?, ¿qué es aquéllo que se ve al final de la calle?, es la Plaza de la Señoría, plaza donde el pueblo florentino se reunía en el pasado, lugar donde pisó Leonardo, Miguel Ángel, Lorenzo el Magnífico, Nicolás Maquiavello, Donatello, en fin, innumerables personajes que convivieron en la misma época y lugar y que se manifestaban visitando el Palazzo Vecchio, donde los Médici vivían y dirigían la ciudad.
De frente, mientras me voy acercando veo el Palazzo Vecchio, decorando su fachada: la réplica del "David" de Miguel Ángel, mostrando el lugar real donde estuvo la estatua durante siglos, hasta que durante una guerra le arrojaron un mueble, la dañaron y decidieron protegerla, transportándola a la Academia. LLego y a mi derecha se encuentra una hermosa construcción : Pórtico de la Señoría o Loggia dei Lanzi, es un lugar impresionante. Es como un museo de estatuas al aire libre. Son tres arcadas gigantes que contienen dentro hermosas estatuas de muchos artistas. En esta nota les muestro el Perseo (de Benvenutto Cellini, 1554) de espaldas con la cabeza de Meduza. Si nos colocamos como esta foto, detrás del Perseo, a la derecha está el David y al frente, la inolvidable "Fuente de Neptuno" (de Ammannati), con las Alegorías Fluviales en bronce. Doblando a la derecha por la callecita, se encuentra la Galería Dei Uffizi, dentro salas de Leonardo, Botticelli, Caravaggio y Filippo Lippi, un artista que conocí allí que fue maestro de muchos.
En fin, podría describir este lugar durante horas, y no quiero aburrirlos. Es un lugar mágico donde las estatuas se miran unas a otras, compiten unas con otras para ver cuál es la más bella, (dentro del pórtico hay muchas estatuas más como "Hércules y el Centauro" y "El Rapto de las Sabinas", ambas de Juan de Bolonia, (1553).
Si tuviera que concluir con una frase o un pensamiento mi visita a Florencia sería: ESTA CIUDAD MAGICA EXISTE Y EXISTIÓ GRACIAS A UNA FAMILIA BANQUERA, POLITICA Y PAPAL COMO LA FAMILIA MEDICI. Primeros coleccionistas refinados y cultos que hicieron pasar a la historia LAS ARTES Y OFICIOS FLORENTINOS, desarrollándolos siendo sus mecenas, obligándolos a crear.
Qué pena que hubo sólo una familia política así en el mundo..... qué pena que los políticos no quieran competir con los Médici, qué pena que los que tienen poder no quieran usarlo para crear en vez de gastar......




azz

3 comentarios:

Susana dijo...

QUE MARAVILLOSO TU COMENTARIO, FUE COMO SI LO HUBIERA VISTO CON MIS PROPIOS OJOS, MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLO, GRANDE LOS MEDICI

Silvia Ramos - Sommelier dijo...

Muchas gracias a vos, Susana.

Gabriela Carina Chromoy dijo...

Hermosa nota! Hermosa, hermosa! Estuve en Florencia, por última vez, en el año 1992. Ya es hora de volver!