lunes, noviembre 26, 2007

Sigue creciendo sin límites San Patricio del Chañar en Neuquén


Hace poco más de cinco años, el otrora Gobernador de Neuquén, Jorge Sobich, luego de encargar un estudio del suelo y descubrir que en sólo 15 años la región se quedaba sin su fuente de ingresos histórica: el petróleo, decidió convocar a bodegueros para aprovechar la zona árida y desértica, ideal para el crecimiento de la vitis vinífera.


Fue así como las bodegas nacieron casi juntas a través de la empresa Inversora S.A. que decidió fundar las bodegas en San Patricio del Chañar, vender la totalidad de las tierras ya sembradas y crear una nueva región vinícola deslumbrando a todo el país viñatero. La cantidad de hectáreas dispuestas para la venta fue de 3200 hectáreas ubicadas a unos 60 kms de la Capital Provincial. Se creó un sistema de goteo a través de un canal de riego de 20 kms. Primero comenzaron cuatro bodegas y actualmente hay tres más terminándose. Todas forman parte de la nueva ruta del vino patagónica.


"El boca en boca es una herramienta muy fuerte de venta, de manera que las visitas guiadas suelen generar clientes fieles", dice Julio Viola (h.), uno de los responsables de la firma Del Fin del Mundo, pionera e impulsora de la región. De sus dueños surgió el proyecto y hoy es la bodega más grande de la ruta: tiene una capacidad de 8 millones de litros y está equipada con 200 tanques de acero inoxidable, 2200 barricas de roble francés y americano, y 10 toneles de roble.

La bodega Patritti, a punto de finalizar las obras en la zona más alta de San Patricio, tendrá dos puntos llamativos a la hora de competir: sus vinos estarán dedicados a las mujeres y ofrecerá bodegas personales. "La mujer está empezando a elegir el vino, cada vez interviene más en la selección, tanto en el restaurante como en el supermercado. Tiene otro paladar, busca un vino más sutil, más romántico", dice uno de los dueños. En cuanto a la generación de bodegas personalizadas, no se tratará sólo de un nombre para la etiqueta, sino de vino propio, a gusto personal del comprador. Cada bodega privada tendrá 4 barricas y espacio para unas 1000 botellas. "La idea es que algunos puedan tener, a largo plazo, su propio viñedo. Pero el target es la gente que busca hacerlo por placer, no como un gran negocio." Habrá lugar para 40 de estas bodegas, aunque si funciona muy bien, en el proyecto original está prevista su ampliación a 100. La visita guiada empezará justamente por las cavas personales, para pasar luego por las zonas de barricas y recepción de vendimia. A futuro, la bodega tendrá una estancia de estilo patagónico y una laguna artificial.


En las bodegas Del Fin del Mundo habrá 5 habitaciones de lujo, pero en principio están previstas para invitados, como compradores del exterior.


Finalmente fue Fernando Muñoz de Toro quien consiguió e ideó construir el PRIMER HOTEL CINCO ESTRELLAS DE NEUQUEN dentro de su bodega Valle Perdido, donde ofrecerá servicios como la vinoterapia....


La única pregunta que nos queda hacernos es : ¿Tiene San Patricio del Chañar infraestructura para albergar a los cosechadores en tiempo de vendimia?....


Fuente de algunos datos de la nota: http://www.lanacion.com.ar/edicionimpresa/suplementos/turismo/nota.asp?nota_id=963190&origen=rss
FUENTE: Diario La Nación - Martín Wain

1 comentario:

omar dijo...

hay tierras sembradas para la venta?