lunes, mayo 19, 2008

Con Ustedes: Un Bonarda Imperdible

BODEGA VIÑA SANTA MARÍA
Cata técnica: "Viña Santa María Bonarda Reserva"
ZONA: VALLE CENTRAL– SAN MARTÍN - MENDOZA

ALCOHOL: 13.8%
COSECHA: 2005
FECHA DE CATA: 1/5/2008


ANÁLISIS VISUAL

El vino tinto tranquilo “Viña Santa María Reserva” presenta a primera vista una muy buena concentración de color. Límpido y brillante. De potente intensidad, su color rojo profundo con tintes azulados muestra su capa de color oscuro alcanzando el negro.
Los reflejos azulados hablan de una cosecha no reciente. Se lo ve adulto, potente y brioso.

ANÁLISIS OLFATIVO

Impacta su aroma intensamente frutal, destacándose de entre todas las frutas del bosque las del tipo “berries” como el arándano. Inmediatamente detrás de esa nota tan definida, aparece un suave aroma a vainilla que asoma sin mover la copa.

Una vez aireada la copa, deslumbra el retorno coral de frutas del bosque fundiéndose con notas a regaliz y un inconfundible aroma a sándalo.

ANÁLISIS GUSTATIVO

El ingreso en boca es dulce e inmediatamente se torna un gigante de cuerpo robusto, consistencia corpulenta y estructura de una sólida fineza. Sus taninos persistentes, su viva acidez y su poderoso alcohol logran una armonía sin igual aportada por el paso por madera. La uva de baya negra impregna el paladar desde la entrada convirtiéndolo en un vino franco y elegante.
De final dulce y amable sin dejar de ser sólido, invita a tomar un sorbo más.

SÍNTESIS Y CONCLUSIONES

“Viña Santa María Bonarda Reserva”, es un vino que demuestra lo que se puede lograr con cuidado y talento.

Es un vino cuyo paso por madera lo ha potenciado, logrando una armonía sin igual.

Refleja el cuidado que se ha respetado en cada paso de su elaboración y su valor es aun mayor al ser una cepa no convencional.

Temperatura de Servicio: 16ºC.
Tiempo estimado de Guarda: 3 años (con temperatura controlada).
Precio sugerido vinoteca: a partir de $ 35.-
Puntaje: 81 puntos.

MARIDAJES

Ideal para acompañar los tres pasos: jabalí ahumado con quesos duros y salados; un salteado de cordero patagónico con reducción de frutas del bosque y finalizar con un budín de pan con sabor a vainilla recubierto con mermelada caliente de arándanos.

No hay comentarios: