domingo, mayo 15, 2011

Té blanco: El enigma de la exquisitez

Publicidad de la firma catalana Tetere: www.tetere.com

En una nota anterior hemos hablado de la diferencia del té negro y del té verde. Son las mismas hojas de té con distintos procesos, el té negro se fermenta y el té verde es sometido a torrefacción, se prensa, se enrolla, se tritura y finalmente se seca.

Ahora bien, existe un tercer tipo de té, el té blanco. El más exquisito, exótico y más caro del mundo. ¿Cuál es entonces el té blanco y dónde se consigue?.

El más tradicional proviene de la provincia de Fujian en China. En primavera aparecen los primeros brotes durante sólo unos días, (a veces es ¡una mañana!). Se cosechan en la madrugada, alrededor de las 5 am antes de que salga el sol.
Lo original es que sólo están habilitadas las mujeres chinas para la cosecha, porque tienen manos muy pequeñas, ideales para no interrumpir los procesos que está viviendo la planta ni dañar los otros brotes que están saliendo. Se toman las hojas más altas con cuidado y suavidad.

Entonces, la diferencia entre el té negro y el verde es que el blanco se compone de BROTES DE HOJAS recién salidas del árbol Camellia Sinensis, el que es podado año a año para que no supere el alto de 2 metros para poder realizar la cosecha.
Para elaborar té blanco entonces, se aprovecha todo el esfuerzo que acaba de hacer el árbol donde ha concentrado una inmensa cantidad de nutrientes y energía en los primeros brotes primaverales. El té final es el más caro y antioxidante de todos los tés del mundo. 50 gms pueden costar u$s 150.- El color es verde pálido con un finísimo vello blanco (de ahí su nombre).

El mismo té blanco tiene características organolépticas diferentes en función del terreno, del periodo de la cosecha,… (la mejor forma de poder valorar estas diferencias es probando distintos tipos de té blanco).

La elaboración ha sido uno de los secretos mejor guardados durante siglos ya que era el té blanco de uso exclusivo para el emperador y sus allegados. La gente del pueblo llano no debía poder beneficiarse de este té que se decía que contribuía a la inmortalidad. La pena por probarlo era la muerte.

Luego de la cosecha se dejan secar los brotes frescos de la Camellia Sinensis al aire libre sobre paños de seda a fin de que se evapore el agua y se mantengan todas sus propiedades.


Las propiedades del Té Blanco

El té blanco es conocido también por sus propiedades para la salud humana. Uno de los compuestos químicos que se presenta en más cantidad dentro de las hojas son los polifenoles o también llamados antioxidantes.Es una bebida que se puede tomar cada día ya que además de un sabor agradable tiene un sinfín de beneficios para nuestro organismo.

Es mucho más eficaz que el té verde ya que contiene tres veces más polifenoles (un antioxidante muy potente que ayuda a aumentar nuestras defensas y colabora en la lucha contra los radicales libres.). Si tenemos en cuenta que los radicales libres oxidan las células y que eso favorece el envejecimiento y las enfermedades (incluso el cáncer) podemos entender que algunos estudios digan que tomar té blanco aumenta las defensas, combate el envejecimiento celular y es un buen aliado para prevenir el cáncer. Protege contra las caries dentales gracias a su riqueza en Fluor, combate la fatiga física y mental. Aumenta la capacidad de concentración y memoria. Posee la mitad de cafeína que el té verde por lo cual está más recomendado para la gente más nerviosa o que no necesitan ese efecto excitante. Es ideal en dietas antiobesidad ya que no tiene calorías, es muy agradable, aumenta nuestra energía, es suavemente diurético y favorece la eliminación de grasas. Es un buen aliado ante enfermedades cardiovasculares ya que baja los niveles del colesterol LDL (el malo) y de triglicéridos.

Ficha técnica de un té blanco superior:

Bai Hao Yin Zhen Superior
Precio: 25 EURO
Otros nombres: Agujas de plata, Silver needles
Denominación de origen: provincia de Fujian, China
Cosecha: primavera 2010
Tiempo de infusión: 3-4 minutos
Temperatura del agua: 85ºC
Peso neto: 100gr

El té blanco es exquisito y recomiendo tomarlo sólo sin maridar y así apreciar su infinita delicadeza, aroma y sabor.

Silvia Ramos de Barton
Profesora ICAT

No hay comentarios: