sábado, noviembre 28, 2009

Los imperios LVMH y PPR unen moda, bebidas, cine y glamour

¿Quiénes son Bernard Arnailt y François-Henri Pinault?

Bernard Arnault: Líder del "mercado de lujo" es propietario de LVMH

Tras su aspecto de hombre tímido se esconde uno de los hombres más ricos de Francia y uno de grandes empresarios del momento. A él se debe la creación del grupo LVMH -Louis Vuitton, Moët, Henessy - un gigantesco grupo empresarial que aglutina las firmas más lujosas y famosas del mundo, como Christian Dior, Louis Vuitton, Loewe, Givenchy o Möet & Chandon y Henessy. Su secreto: el amor por su trabajo y cierta dosis de insatisfacción permanente.


Bernard Arnault (foto gentileza: Reuters)

El 'gurú' del lujo

Bernard Arnault es el líder indiscutido del mercado de lujo. Propietario de LVMH y su complejo entramado empresarial. Sólo hace falta darse una vuelta por los Campos Elíseos o la zona de los grandes bulevares de París para comprobar la inmensidad de su imperio. Y es que controla firmas como Loewe, Kenzo, Givenchy, Marc Jacobs, Fendi, Donna Karan o Dior, todas ellas presentes en las grandes pasarelas del mundo. A ello hay que sumar varias firmas de relojes como TAG Heuer, divisiones de perfumes como Guerlain o grandes marcas de champán. Pero no hay que olvidar a su firma más representativa, Louis Vuitton, cabeza visible de un grupo que se amplía día a día.

Este inquieto hombre de negocios ha mostrado también su interés por el mundo de Internet, hasta el punto de que un 5% de los activos de su holding personal, el grupo Arnault, ha invertido en la red y en empresas de telecomunicaciones. Ante el futuro se muestra prudente pero, su iniciativa y su voluntad de hierro le hacen capaz de conseguir cualquier cosa que se proponga.

Para Bernard Arnault el éxito material tiene una importancia relativa, lo que verdaderamente le ha apasionado desde que se inició en el mundo de los negocios es dirigir empresas para colocarlas a la cabeza del mercado. Y en este terreno ha demostrado con creces sus grandes logros. Si a esto añadimos la sinceridad, el rigor y la rectitud como principios básicos de su manera de actuar, estamos, sin duda, ante una singular persona dentro del complicado mundo empresarial.

Este "empresario del lujo", como es definido por algunos, se considera una persona discreta, tranquila y un gran amante del arte. Y es precisamente su fascinación por la creación artística y por la búsqueda de la perfección lo que le impulsó a introducirse en el mercado de los productos de lujo. Su gran reto llegaría en 1985 cuando decidió comprar el grupo Boussac, al que pertenecía Christian Dior, para relanzarlo y convertirlo en lo que es hoy en día: una firma mítica dentro del mundo del diseño y de la moda más sofisticada.

PPR: El imperio Pinault-Printemps-Redoute

Si hay un imperio capaz de hacer sombra a LVMH es Pinault-Printemps-Redoute (PPR). Este grupo, dirigido por François-Henri Pinault, esposo actual y padre de la hija de Salma Hayek, comenzó en la década de los 60 exportando e importando madera, pero poco a poco fue comprando empresas y dirigiendo el negocio hacia otras áreas empresariales.

Salma Hayek, su marido Francois Henri-Pinault y su hija Valentina

visitaron las pirámides y la esfinge de Guiza (Egipto),

junto al máximo representante de la arqueología egipcia, Zahi Hawas.(Foto: EFE 11-11-2009)


François-Henri Pinault (28 de mayo de 1962, Rennes, Bretaña, Francia - ). Es el actual presidente de un conglomerado de marcas de lujo, e hijo y heredero de François Pinault. Es considerado uno de los 100 hombres más ricos del mundo, posee el lugar 74 y una fortuna estimada en 7000 millones de dólares.

La empresa PPR ingresó en el capital de varios emporios que al final incluyo en su listado marcas como Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen, Stella McCartney o Puma, todos ellas de primer orden y con resultados aceptables. Pero también cuenta con otros negocios como la Fnac o las Galerías Laffayete, sinónimo del lujo parisino con unos precios de infarto para un turista medio.

Quedan algunas empresas de corte familiar en el concurrido mundo de la moda, como Prada, Bulgari, Versace o Hermes quienes han pasado de generación en generación sin cambiar de manos.

Curioso es el caso de Chanel. Creada por la carismática Coco a principios de siglo, está en manos de los hermanos Wertheimer, en la lista de los más ricos del mundo. Su padre se asoció con la modista para lanzar su línea de perfumes y, tras muchas peleas y desacuerdos, acabó quedándose con la empresa.

Champagne, Valijas, Cognacs, Producciones Cinematográficas, Ropa deportiva exquisita, todo en manos de sólo dos hombres....

Fuentes: Revista Hola, Vanitatis y Wikipedia.

No hay comentarios: