lunes, marzo 01, 2010

La Mendoza que no miramos: Los secretos de Malagüe

Turismo

Malagüe es el Departamento más grande de toda la provincia de Mendoza. En él se albergan tesoros secretos para la humanidad, desde fósiles, cascadas, volcanes, hasta unos monumentos naturales que parecen castillos gigantes y una caverna con estalactitas y estalagmitas que te conectan con tu ser primitivo.

Los Castillos de Pincheira

Es casi imposible transmitir en esta nota la experiencia que es ver estos castillos naturales, en Mendoza, Argentina. Apenas pude divisarlos desde el automóvil, emití una exclamación y pensé: ¿Cómo puede ser que este hermoso lugar y esta construcción NATURAL no sea publicitado dentro y fuera de nuestro país? ¡Machu Pichu recibe 1 millón de turistas por semana en temporada alta, y los Castillos de Pincheira no suma esa cantidad en un año!.

Los Castillos de Pincheira son una formación natural singular, –producto de los agentes erosivos del particular clima de Malargüe- parecida a una construcción del medioevo con torres en derredor, que se erigió sobre la roca caliza por la acción erosiva de los vientos y del río. Se ubican entre el río Malargüe y el Arroyo Pincheira. El predio es una reserva provincial colmada de bellezas naturales. La cordillera y sus valles con lagunas y médanos, el delicado sonido del río y los arroyos, son un derroche de cosas sencillas que nos llenan de placer.

Vista desde los castillos


Vista desde el interior de uno de los Castillos

Debe su nombre al bandolero chileno José Antonio Pincheira, mítico oficial español de Chile que huyera tras la Cordillera para seguir cometiendo actos de pillaje resguardado por los accidentes geográficos de los Castillos. La tradición oral indica que los hermanos Pincheira, formaron un ejército para defender los territorios que el rey de España había perdido con la revolución. Reunieron varios centenares españoles, criollos renegados y algunos caciques pehuenches para, al principio, realizar acciones militares en nombre de la corona. Posteriormente sus actividades se transformaron en simples actos de pillaje, aunque algunos cuentan que repartían los bienes robados entre los pobres.

Un escalador que llegó a la cima del castillo, 2000 mts. desde el piso

Rodeado por cerros y con una altura aproximada de 2000 mts., este paisaje encierra además muestras de cerámicas, puntas de flechas, chaquiras y otros restos indígenas, reliquias de lo que fuera un importante yacimiento arqueológico.


Se atraviesa un puente de cables de acero y madera sobre el fuerte río para iniciar la caminata hacia los Castillos. A medida que se avanza en la montaña el paraje abre nuevas perspectivas para admirar la caprichosa fisonomía de las rocas. Es posible ingresar a algunas cuevas y recorrer con cuidado la zona de las torres; pero vale la pena el esfuerzo. Los antojos de la naturaleza se patentizan en la magnífica postal que ofrece Pincheira. La tranquilidad reinante, una temperatura ideal (no supera los 24º) y la maravillosa vista reconfortan cuerpo y alma.

El turista que no guste del trekking obligatorio para ingresar en los castillos, puede sentarse a contemplarlos desde el camping que goza de su concesión a la margen derecha del río Malargüe, que cuenta con un grupo sanitario con agua caliente, parque, proveeduría, venta de artículos regionales, pileta de natación, luz eléctrica y juegos infantiles, entre otros servicios. También puede contratarse mountain bike, escaladas, rafting y cabalgatas. El restaurante del lugar se caracteriza por sus comidas típicas de Malargüe (como el chivito a las brasas).

Entrada $ 10.-

Un paseo que parece peligroso pero no lo es tanto

¿Alguna vez estuvo con los ojos abiertos, viendo negro y en silencio, en un lugar donde el peligro y la inmensidad acechan? ¿Alguna vez soñó con visitar una caverna de 180 millones de años, donde penden estalactitas y caminar abrazando estalagmitas? Quizás la respuesta sea si, pero no en Argentina, en Europa. Pues bien querido lector, en el Departamento de Malargüe,en Mendoza Argentina, puede vivir la experiencia, fabulosa por cierto para grandes y chicos.

Reserva Natural Caverna de las Brujas

La caverna se ha formado a expensas de fracturas simples más o menos perpendiculares a los bancos de estratificación, que se produjeron cuando emergieron a la superficie los mantos rocosos. Aquí se toma contacto con las estalactitas (penden del techo), estalagmitas (crecen desde el piso hacia arriba), chorreaduras, velos, mantos, colgaduras, excéntricas y columnas que se remontarían a una antigüedad de 150 a 180 millones de años (Rusconi, 1967). Este paisaje, que en la oscuridad total va construyendo decenas de formas y maravillas que suenan como el cristal y detienen el tiempo, resulta una experiencia conmovedora. Surgen las preguntas sobre el origen de La Caverna de Las Brujas, nace el asombro y se comprende el eterno silencio y el misterio de la tierra.
La Caverna de Las Brujas está ubicada en el cerro Moncol a 1930 m.s.n.m. En sus salas, las estalactitas y estalagmitas adquieren las más diversas formas, dimensiones y colores. Así la Sala de La Virgen (primera gran sala), la Sala de Las Columnas y la Sala de Las Flores son amplios espacios abovedados donde el trabajo de milenios muestran figuras curiosas y desconocidas. Recorrer sus pasadizos y galerías es una experiencia única.

La entrada de la Caverna de Las Brujas mide 1,80 metro de altura por unos ocho de ancho, e inmediatamente se abre a una gran sala (Malal-Rue) de cerca de 30 metros de largo por 20 de ancho y seis de altura. Desde allí parten aberturas más estrechas hacia pequeñas galerías, que en su conjunto se estima que alcanzan un desarrollo (suma de la extensión de las galerías) cercano a los cinco kilómetros.

La caminata dentro de la Caverna de Las Brujas es de unos 400 mts, con una duración de 2,30 hs aproximadamente su recorrido. Al ingresar se provee de cascos y linternas y el guía debe acompañarlos en todo el trayecto. Se aconseja ingresar con zapatillas para trekking, de suela de goma labrada.

La 1º gran sala de acceso a la caverna se llama "Sala de la Virgen". Allí las estalagtitas han formado una figura que se asemeja a la imagen de la virgen. Se suceden las salas en medio de vueltas y revueltas, pendientes hacia arriba y hacia abajo. En el recorrido se atraviesa una zona denominada La Gatera, que son unos 15 a 20 mts., por lo que para desplazarse hay que gatear, porque no tiene más de 1 mt. de alto, y otro tanto de ancho, con ascensos y descensos. La última sala es la de "Las Flores", se llama así porque abundan unos corales que semejan flores. Hay zonas húmedas, con un goteo constante. Si se apagan todas las linternas, la oscuridad es total. Pero con esta iluminación el resultado es como cristales suspendidos del techo.

Cada cm de estas estalagtitas y estalagmitas tarda 1300 años en formarse, asi que se puede deducir que la Caverna de Las Brujas tiene millones de años de antiguedad. Además, se trata de una "caverna viva", es decir, que continúa creciendo. Allí se respeta la ecología, no se puede tocar nada.

Respecto al cuidado de este recurso natural, podemos decir que la Caverna de Las Brujas es la más reciente de las áreas protegidas, a partir de que, en 1992, un grupo de legisladores redactara la ley de expropiación de 100 hectáreas superficiales, que incluían el ambiente de la caverna. Hoy, es la que está dando el ejemplo práctico de lo que es el manejo controlado de un recurso turístico. El visitante puede recorrer estos 200 metros de galerías en compañía de guías especializados, que proveen el equipo necesario. En el interior de la Caverna de Las Brujas se han acondicionado los pasajes más complicados con elementos de seguridad, para que pueda transitar por ellos cualquier persona.

El ambiente exterior de la Caverna de las Brujas está caracterizado por los afloramientos calizos dentro de una zona árida, ya que la precipitación anual media es de 235 milímetros. Se trata de afloramientos de estratos jurásicos que pertenecen a la edad del Oxfordiano de la Formación Calizas del Calabozo. La sucesión de cordones montañosos no es de mucha extensión, y están cortados por los dos grandes colectores de arroyos secundarios: los ríos Grande y Malargue (Malargüe). Las alturas absolutas crecen hacia el Oeste y promedian los 2500 a 3200 metros. La vegetación es escasa, y está en estrecha relación con la altura.

Información importante de la Caverna de las Brujas para visitantes:

La caverna de las brujas no puede ser visitada por menores de 7 años (consultar por servicio de baby sitter).

Para ingresar a la caverna debe reservar con anticipación un turno de ingreso en la Dirección de Turismo de Malargüe, y contar con el guía habilitado. Recuerde calzar zapatillas para trekking de suela de goma labrada y llevar saco y campera, ya que dentro hacen 10°C todo el año.

Entrada adultos: $ 45 + $ 15.- el guía. (Febrero 2010).

Trekking paleontológico: Cascadas de Manquimalal

¿Sabía que el mar hace millones de años cubrió la cordillera? y ¿entonces uno puede caminar entre fósiles marinos a 1.800 metros sobre el nivel del mar?

Existe un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza, la cordillera en su mas puro estado y por ende, del turismo aventura en toda su gama de actividades.

Se trata de las Cascadas de Manqui-malal (manqui-malal significa "Bardas del Condor"), que se encuentran ubicadas en la zona denominada CUESTA DEL CHIHUIDO (departamento de Malargue (Malargüe), en plena cordillera de Los Andes.

Su extensión aproximada es de 25 ha y para deslumbrar al visitante presenta "su plato fuerte": mucha variedad de fósiles, silenciosos testigos del Jurásico Mesozoico, a su paso:

Todo un trekking paleontológico !!

El lugar es ideal para la práctica de andinismo: las mejores palestras en todos sus niveles: Más de 500 mts. de bardas (pared) que superan los 40 mts. de altura !!

Para acompañarte en tu estadía por este complejo de turismo aventura, te ofrecemos la posibilidad de realizar muchas actividades y la infraestructura necesaria para que esos días sean inolvidables.... Entrada: $ 15.- por persona (adulta) - $ 10.- menores de 10 a 14 años. La entrada general incluye el trekking paleontológico, visitando una de las cascadas donde se apreciarán los fósiles marinos del área en un sendero renovado y de fácil acceso para todas las edades

BLOG DE VINOS recomienda estos tres lugares para visitar en Mendoza, además de la visita a las bodegas.

1 comentario:

Chancho Rengo dijo...

Si les interesa conocer senderos de trekking en la Patagonia Argntina, no dejen de pasar por
http://www.senderospatagonia.com.ar

Saludos!