martes, agosto 24, 2010

La vendimia 2010, escribe Roberto de la Mota

La vendimia 2010 se caracterizó por una merma generalizada en la producción de algunos varietales, por un retraso de entre 10 y 15 días en la madurez, un menor alcohol potencial y acidez más elevada si la comparamos con la precedente.

En general la brotación de los viñedos fue muy buena pero algo retrasada. Una pequeña helada de primavera no fue lo suficientemente fuerte como para dañar brotes y quemar las plantas, pero si dañó las inflorescencias provocando lo que llamamos comúnmente corrimiento. Este fenómeno que provoca una disminución de granos en el racimo y por ende reduce el peso de los mismos afectó algunas variedades más que otras. Entre las más afectadas se encuentra el Malbec y también aunque en menor escala el Chardonnay y Pinot Noir. La disminución de producción fue variable de acuerdo a las zonas y variedades, pero en general estuvo entre el 10 y 40%. Siendo los más afectados los viñedos de zonas frías.

El mes de Enero fue algo cálido al igual que la primer parte de Febrero, pero Marzo y especialmente el mes de Abril se caracterizó por días templados y noches muy frescas. Es decir el otoño clásico de Mendoza.

El envero también llegó con atraso y todo hacía suponer que la vendimia se atrasaría. El verano fue cálido al principio y fue refrescando al final. Si debemos caracterizar el clima de la vendimia 2010 deberíamos decir sólo seco y uvas sanas!

Luego de un Enero cálido, Febrero continuó de igual forma y Marzo que fue más fresco sólo tuvo una lluvia importante durante una gran tormenta el día 19. Ese día llovieron más de 110mm en Tupungato. Afortunadamente el tiempo siguió seco con noches muy frescas por lo que la sanidad se mantuvo intacta en las variedades tintas y las variedades blancas se cosecharon antes de este suceso.

Aquellos que cuentan con algunos dispositivos de seguimiento de la madurez como Dyostem, pudieron observar una parada de carga (momento en el cual la planta deja de acumular azúcares provenientes de la fotosíntesis en la baya y todo incremento posterior en la concentración de azúcar se debe a una pérdida de agua del grano), algo retrasada en Mendoza con un nivel de alcohol potencial en las uvas menor que en 2009.

Las uvas blancas se comenzaron a cosechar en Febrero para las zonas cálidas y en Marzo para las más frescas con una excelente sanidad. La calidad también fue muy buena y si bien es difícil de generalizar, podríamos decir que el nivel de concentración y de intensidad aromática fue semejante o algo inferior a 2009. Pero en todo caso de muy buena frescura. Los niveles de acidez más elevados y el alcohol algo inferior a la vendimia precedente. Para Mendel Semillon de Altamira la calidad 2010 fue excelente, muy fresco, floral, con notas de acacia junto a los frutos secos y en la boca buen volumen y estructura, algo menos de alcohol y mayor acidez que en 2009.

Las tintas llegaron con el atraso que se mantuvo durante todo el ciclo fenológico. Dependiendo de los viñedos entre 10 y 15 días. Si bien en un principio se pensó que podría tratarse de un año de menor concentración en los vinos tintos, seguramente la disminución de la producción debido al corrimiento, aseguró vinos de mucho color, intensidad aromática y excelente concentración de fruta y taninos. Habiendo tenido la posibilidad de probar vinos en distintos lugares de Luján y del Valle de Uco, puedo asegurar que nos encontramos frente a una excelente calidad de vinos. Mucho color, aromas frutados y florales, más bien frescos, taninos bien presentes suficientemente maduros, vinos de cuerpo medio a alto y tal vez menos carnosos que en 2009. Al comparar la presente vendimia con las precedentes podríamos decir que se asemejará más a 2007 u 08 que a 2009.

Para Mendel fue un gran año de volumen de cosecha medio, con especial calidad de fruta en los Malbec y semejantes al año anterior para los Cabernet Sauvignon. Cabe destacar que este año elaboramos por primera vez nuestra selección especial de Petit Verdot. Si bien el volumen es reducido estamos seguros que el vino será muy especial.

Febrero de 2010, visita a su bodega Mendel Wines


Acerca de Roberto de la Mota: Es actualmente uno de los 5 winemakers más respetados de Argentina. Su asociación con la empresaria Anabelle Sielecki produjo hasta ahora dos joyas reconocidas internacionalmente: 20.000 botellas del vino Mendel Unus (70% Malbec y 30% Cabernet Sauvignon) y 36.000 del Mendel Malbec 2004 (100% Malbec). La revista especializada Wine Spectator calificó recientemente a ambos productos con una altísima puntuación y los incluyó entre sus recomendaciones. Mencionó a Mendel como una de las diez bodegas argentinas en camino a la más alta calidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola quisiera saber es Roberto Federico de la Mota de Mendoza si es el q fue a la escuela Pouget queria saber donde puedo encontrar informacion de el porque me quiero contactar...desde ya gracias