jueves, enero 13, 2011

Lo que siempre dijimos se acaba de comprobar: EL VINO ACOMPAÑA AL HOMBRE HACE MÁS DE 6000 AÑOS

Descubren en una cueva en las montañas de Armenia la bodega vinícola más antigua

Es una enorme alegría para mi esta noticia. Todo el material leído sobre Egipto, Grecia e incluso lo que se cita en el Antiguo Testamento sobre Noé, nos daba un cálculo aproximado de que el vino acompaña al ser humano hace alrededor de 6000 años. (Ver discurso en el teatro Lola Membrives de diciembre 2007 en este link: http://www.elartedelvino.com/2007/12/discurso-de-la-sommelier-silvia-ramos.html ).

Siempre inicio mis clases magistrales comentándolo pero nunca pude citar una fuente fehaciente. Sabemos que la vitis vinífera tiene sus orígenes en Transcaucasia, una región situada entre el Mar Negro y el Mar Caspio.

El lunes el mundo despertó con una noticia absolutamente reveladora y encantadora: DESCUBRIERON EN ARMENIA UNA BODEGA DE 6.100 AÑOS.


Transcribo a continuación la publicación original de la noticia a cargo de la National Geographic:

Foto: Gregory Areshian, National Geographic / AP : Esta foto sin fecha distribuida por National Geographic muestra una prensa vinícola detrás de la cual hay un tablero de identificación arqueológico. La cuba a la derecha de la prensa, usada aparentemente para recoger y fermentar el zumo de la uva, aparece claramente como resultado de la excavación. Se ha descubierto en Armenia el equipo para fabricación de vino más antiguo conocido hasta la fecha. Un equipo internacional de investigadores descubrió una prensa, cubas de fermentación e incluso copas de hace más de 6000 años.

11 de enero de 2011

La bodega vinícola más antigua conocida hasta la fecha ha salido a la luz en las montañas de Armenia.

Un equipo internacional de investigadores halló una prensa para uvas, cubas de fermentación e incluso copas de hace 6.000 años en las cuevas Areni-1.

Si bien existen pruebas de que el consumo de vino comenzó anteriormente, este es el ejemplo más antiguo que se conoce de una instalación para la producción de la bebida, dijo Gregory Areshian, de la Universidad de California en Los Angeles, uno de los directores de la excavación.

El hallazgo, anunciado el martes 10 de enero de 2011 por la National Geographic Society, aparece en la edición electrónica de la revista Journal of Archaeological Science.

La caverna se halla en una profunda garganta en la provincia armenia de Vayotz Dzor, que tiene fronteras con Irán y Turquía. Antes de este descubrimiento, los últimos vestigios de equipos de producción de vino que se conocían se remontaban a 5.150 años atrás.

"Es la primera vez que tenemos una imagen arqueológica completa de una producción de vino de 6.100 años de antigüedad", señala Gregory Areshian, responsable de las excavaciones y director adjunto del Instituto de Arqueología Cotsen de la Universidad de California en Los Ángeles.

"Se trata de la unidad de producción de vino más antigua que se haya descubierto hasta el momento, con su prensa, sus cubas de fermentación y sus vasijas para el almacenamiento", indica a su vez Hans Barnard, principal autor de un artículo sobre el estudio, publicado este martes en el Journal of Archaeological Science.

Los equipos para la vinificación fueron descubiertos en este sitio de 700 metros cuadrados entre decenas de tumbas, lo que hace pensar que el vino podría haber jugado un papel ceremonial. Entre los objetos hallados figuran semillas de uva, restos de uvas pisadas, sarmientos atrofiados de vid y una cuba de arcilla aparentemente utilizada para la fermentación y que podía contener hasta 54 litros.

Hasta el siglo XIX, en toda la cuenca mediterránea y el Cáucaso, se utilizaban instalaciones similares para exprimir la uva, explica Gregory Areshian. Las uvas eran pisadas con los pies, como se hizo durante mucho tiempo en todas las regiones de producción vitícola, precisa.

Además de estos equipos, los arqueólogos hallaron trozos de cerámica impregnada de vino, una taza cilíndrica hecha con el cuerno de un animal indeterminado y un cuenco de arcilla para beber, entre otros. Los paleobotánicos analizaron las semillas de uva descubiertas y determinaron que pertenecen a la especie 'Vitus vinifera', variedad de vid doméstica que aún hoy se cultiva.

Los arqueólogos piensan que los habitantes de estas regiones no debían utilizar el vino sólo en las ceremonias, sino también para beberlo en la caverna. Pero aún no descubrieron vestigios de tales actividades. La caverna, llamada Areni-1, está cerca de un pequeño poblado armenio aún conocido por su actividad vitícola.

"Hay pruebas convincentes de una instalación para la producción de vino", dijo Patrick McGovern, director científico del Laboratorio de Arqueología Biomolecular en el Museo de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, quien no participó de la excavación.

La producción de vino en gran escala indica que la uva eurasiática ya era un fruto de cultivo, dijo McGovern. En esa misma región de Armenia se halló un zapato de cuero de hace 5.500 años, el más antiguo que se conoce.

Según los arqueólogos, en el interior de la cueva había un cuenco de aproximadamente un metro de diámetro colocado en posición para verter su contenido en una cuba profunda.

El cuenco pudo haber sido un recipiente donde se prensaban uvas con los pies, un método que se empleó durante muchos siglos, dijo Areshian.

Allí se encontraron semillas de uva, restos de uvas prensadas y sarmientos resecos. Las semillas eran del mismo tipo de uva Vitis Vinífera que todavía se usa para producir el vino.

Los restos similares más antiguos conocidos anteriormente se hallaron en la tumba del faraón egipcio Escorpión I, de hace unos 5.100 años.

La presencia de tumbas en derredor de la cueva sugiere que el vino se usaba con fines ceremoniales, dijeron los investigadores.

McGovern, coincidió con esa apreciación, señalando que el vino era la bebida principal en fiestas fúnebres y también se usaba como ofrenda para los muertos.

"Incluso en tierras bajas como el antiguo Egipto, donde la cerveza era reina, se requerían ciertos vinos del delta del Nilo como ofrendas fúnebres y se consumía grandes cantidades de vino en festivales reales y religiosos".

*****

Cabe aclarar que hay evidencias de la ingesta de vino anteriores a esta fecha, incluso comprobadas con carbono 14 en primates que habían ingerido accidentalmente uvas fermentadas caídas de las plantas, llenas de alcohol, sustancia que se encontró en sus restos. Pero este es el descubrimiento de una bodega, de la producción de vino.

Un gran inicio de año, un placer que los humanos encontremos nuestras raíces, nuestra historia y una alegría para este BLOG y su directora, no haber nunca engañado a sus oyentes o alumnos.

Salud!

Silvia Ramos de Barton

Directora

No hay comentarios: