sábado, abril 30, 2011

Se inauguró el primer Centro de Capacitación e Investigación de Té en América

Buenos Aires, Argentina

Se llama ICAT, Irimi Centro Argentino de Té. Un espacio que reúne a todos tea blenders, proveedores y los amantes de la cultura milenaria del té.

El miércoles se presentó oficialmente la sede propia del ICAT en Santos Dumont 3528, Colegiales.

ICAT es el primer centro educativo y de investigación, cuyo objetivo es difundir al público en general, la cultura milenaria del té, a través de su primer curso de “Especialista en Té”. El espacio ICAT, es un centro de difusión de la cultura del té, su propuesta consiste en aprender la historia, la geografía, la elaboración, la técnica de cata del té (que es diferente a la de las demás bebidas) a través de degustar todos los tipos de té del mundo. Los alumnos podrán descubrir los distintos sabores, sus maridajes, su análisis sensorial, el protocolo y ceremonial así como la historia de las culturas de los países productores. El conocimiento de estas culturas hará posible transportar los sentidos al maravilloso mundo del té, sinónimo de refinamiento, espiritualidad y placer.

Horacio Bustos, Silvia Ramos de Barton, Irmi Marchetta y Pedro Alperowicz

La especialización está dirigida por un equipo transdisciplinario de profesionales de distintas formaciones como Irmi Marchetta, la única Tea Eclectic Blender en América (denominación otorgada por su maestro tealero tibetano), Silvia Ramos de Barton Sommelier con título Nacional e Internacional, especialista en enología y Ceremonial y Protocolo, Pedro Alperowicz, lic. en Admistración y Diplomado en Alimentos y Bebidas, con especialización en Té, y Horacio Bustos, Especialista en Antropología Vitivinícola, y sommelier especializado en vino, té, agua, aceites y vinagre.


A la inauguración fueron invitados tea blenders, sommeliers, pasteleros, chocolatiers, marchands de vinos, chefs, gastronómicos en general, amantes del té, interesados y prensa. Los miembros del ICAT declararon su alegría de haber llegado a esta instancia luego de casi un año de trabajo. La curricula que desarrollaron consta de más de 60 clases para el curso "Especialista en Té" que comienza a dictarse el martes 3 de mayo. En la misma, no sólo incluyen la cata de té de distintos países y tea blenders, sino geografía, historia, religión, idioma, ceremonias, protocolo, análisis sensorial, y muchas materias más. La idea es que el alumno se transporte a los países productores de manera virtual a través de proyecciones y comprenda no sólo el té sino la cultura de cada país productor y consumidor.

Los invitados fueron agasajados con sushi, espumante y con una mesa de Dulce Musa. A medida que ingresaban recibían de regalo una birome de ICAT y un librito con la historia de la Institución, su misión y el programa de estudio. La mentora del ICAT, Irmi Marchetta, quien esa misma noche inauguraba el Irimi Tea Shop, regaló al staff del ICAT Horacio Bustos, Silvia Ramos de Barton y Pedro Alperowicz una placa conmemorativa.


La nota de color la dio un amigo de la casa, William Hancock quien realizó para los asistentes el siguiente contest: "¿Cuál es el país más bebedor de té del mundo? El que lo sepa ganará una botella de champagne". Y el ganador fue Adolfo Loyola quien contestó: "Irlanda".

Adolfo Loyola y William Hancock

La belleza del lugar, el estilo y el glamour sorprendió a los presentes. Hasta en el más mínimo detalle estuvo la delicadeza, (como las servilletas con la misma trama del tapizado de las sillas Luis XV). El sushi de "Che Sushi", los espumantes de Regginato y la mesa dulce de Dulce Musa, deleitaron los paladares de los asistentes.

En facebook hay un link para ver un video realizado por Adolfo Loyola, chef, quien asistió a la inauguración, http://www.facebook.com/video/video.php?v=1927670468175

Las clases comienzan el martes 3 de mayo.

Más información: www.icatcentrodete.com.ar

Tel: (011) 4701-1811 (de 10 a 20 hs)

E-mail:

icat.centrodete@gmail.com


1 comentario:

Anónimo dijo...

Chicos los felicito, había confirmado mi presencia, pero mis bebes no me lo permitieron, lamento mucho no haber asistido ya que por lo que vi estuvo todo divino, sera la próxima, Besos Lorena Pintos