miércoles, septiembre 14, 2011

Titanes de la Patagonia presentan nueva cosecha de VERUM Reserva Pinot Noir 2010

Bodega del Río Elorza ubicada en el Alto Valle del Río Negro desde el 2001, formó un gran equipo de trabajo y en estos días está presentando la cosecha 2010 de su vino premium.


Los cuatro titanes que mencionamos en el título son cuatro fuerzas que hacen que un vino no sólo sea exquisito sino que tenga espalda para soportar la guarda y llegar al consumidor como un regalo de la naturaleza.  Detrás del Verum Reserva Pinot Noir 2010 se encuentran dos grandes de la vitivinicultura mundial: Alberto Antonini, prestigioso winemaker italiano, Marcelo Casazza, uno de los cinco ingenieros agrónomos más prestigiosos de Argentina.  La tercera fuerza es el terroir de la Bodega Del Río Elorza,  perfecto para realizar vinos de calidad, situado en Colonia Lucinda de Fernández Oro, un oasis productivo en el Alto Valle de Río Negro donde el clima, (la cuarta fuerza) templado y agradable con aire fresco continuo hace que las plantas puedan cuidarse de manera orgánica, sin fungicidas ni venenos que las dañen.  El conjunto da por resultado el vino Verum Reserva Pinot Noir 2010, una delicadeza de tinto, de la cepa más emblemática de la Patagonia.  
Verum Pinot Noir Reserva 2010 es un vino de color rojo rubí intenso, con aroma a frutos rojos como la cereza y a flores como la rosa.  En segunda nariz se aprecia su paso por madera con notas a vainilla y tostado. En boca es sin dudas un gran Pinot Noir, con muy buena madurez de taninos  y  larga persistencia.  Gran estructura y frescura.  Ideal para  disfrutar solo con un plato delicado como pierna de cordero braseado con vegetales grillé, típico plato patagónico.

La Patagonia argentina es considerada uno de los parajes más hermosos de la tierra. En este entorno nace Bodega Del Río Elorza, un emprendimiento familiar que rescata la incipiente actividad vitivinícola de los primeros colonizadores de esa región privilegiada para la producción de vinos de alta calidad.


En el año 2001 la Familia Del Río Elorza adquirió una finca de 40 has. en Colonia Lucinda de Fernández Oro, en el Alto Valle del Río Negro, donde había existido un viñedo plantado en las primeras décadas del siglo XX. En el año 2004 iniciaron las tareas de recuperación de antiguas vides centenarias abandonadas en la finca y la plantación de 20 has. con clones especialmente seleccionados de Malbec, Pinot Noir,  Merlot, Cabernet Franc, Chardonnay, Sauvignon Blanc.
Para cumplir los objetivos de calidad, identidad y excelencia, Bodega Del Río Elorza sumó la capacidad del reconocido WineMaker italiano Alberto Antonini - asesor enológico - y un grupo de excelentes los profesionales que acompañan la pasión por hacer grandes vinos, entre los que se encuentran el Ingeniero agrónomo Marcelo Casazza y el enólogo Mariano Vignoni.
ALBERTO ANTONINI y MARCELO CASAZZA
Esta bodega patagónica, es un pequeño proyecto vitivinícola concebido para elaborar grandes vinos provenientes de uvas cosechadas en la finca propia, que pone énfasis en el cultivo de la vid y en el desarrollo de prácticas que permiten aprovechar las variedades mejor adaptadas al suelo y clima del terruño patagónico.

Vinos producidos con tecnología de vanguardia en la bodega, que realizó la primera vinificación en el año 2007. A partir de 2009 comenzó a comercializar sus vinos Verum, en las líneas Clásica y Reserva.

Verum, verdadero fruto patagónico
En las primeras décadas del siglo XX, inmigrantes europeos -especialmente italianos y españoles- iniciaron la explotación de las tierras del Alto Valle del Río Negro. Con enorme esfuerzo, plantaron vides en el terruño virgen hasta ese momento e iniciaron la actividad vitivinícola de la región, produciendo vinos de alta calidad.
Llegaron a establecerse cerca de doscientas bodegas con una producción de varios cientos de miles de hectolitros. Pese a las favorables condiciones para el desarrollo de la industria, sucesivas crisis hicieron que la actividad fuera progresivamente reemplazada por la fruticultura.
Como hijos y nietos de inmigrantes, la Familia Del Río Elorza se propuso reivindicar la visionaria empresa de aquellos pioneros, demostrando que la Patagonia argentina es un pago privilegiado para los vinos de calidad.


Bodega Del Río Elorza denominó a sus vinos Verum como un homenaje al verdadero fruto de la conjunción de las condiciones naturales de la Patagonia con el esfuerzo, la tenacidad y pasión por el vino de descendientes de inmigrantes europeos.
El precio sugerido de Verum Reserva Pinot Noir 2010 es de $95 en vinoteca. Los vinos de Del Río Elorza son comercializados por la Consultora Umami.

El terroir patagónico
La Patagonia es tan hermosa como inmensa. En medio de tierras inhóspitas, el Río Negro surca el más grande de sus valles en el que la mano del hombre canalizó sus aguas para el riego, creando un verdadero oasis productivo. En la parte alta del valle, donde la confluencia de los ríos Neuquén y Limay dan nacimiento al Río Negro, se encuentra ubicada Bodega Del Río Elorza, en la Colonia Lucinda de Fernandez Oro. Un lugar especial para la vitivinicultura de calidad por que su suelo - franco arcilloso, con canto rodado, profundo – y el clima del desierto que lo rodea, hacen que la vid naturalmente tienda a la baja productividad y, en consecuencia, que las uvas expresen cualidades de excelencia al momento de la cosecha.

Como parte de la magia de la región, las características climáticas son ideales para el cultivo de la vid. Los inviernos fríos, veranos secos y calurosos, la gran amplitud térmica – días luminosos y cálidos y noches muy frescas-, permiten la maduración lenta y prolongada de las uvas. Estos factores dan como resultado una armónica relación entre el contenido de azúcares y la acidez, con muy buena proporción de sustancias aromáticas y una excelente coloración para las uvas tintas.
Los intensos y frecuentes vientos, asociados con la baja precipitación anual y la escasa humedad, son condiciones favorables para la sanidad de los viñedos y posibilitan la elaboración de vinos orgánicos, sin adición de agroquímicos.
Estas condiciones, sumadas a la pasión por el vino y su mundo, inspiraron el sueño de la Familia Del Río Elorza de elaborar vinos con identidad, vinos que expresen lo mejor del terroir patagónico.
Finca, bodega y tecnología de vanguardia
Los privilegiados viñedos de Del Río Elorza se encuentran en la misma finca donde está ubicada la bodega, equipada con tecnología de vanguardia a fin de asegurar el cuidado en cada una de etapas de la elaboración de sus vinos.
De esta manera, Bodega Del Río Elorza implementa un modelo de producción que permite el monitoreo constante de la evolución de la vid, para lograr potenciar la expresión del terruño, adaptando las técnicas enológicas a los requerimientos de la uva.
La finca perteneció a una familia de colonizadores de principios del siglo XX dedicada a la vitivinicultura. En ella quedaron algunas pocas vides en actual recuperación de las cuales se espera obtener vinos ultra Premium.
En el año 2004, se realizó la plantación de 20 Hs. con clones especialmente seleccionados para vinos finos: Malbec, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Franc, Chardonnay y  Sauvignon Blanc. La plantación tiene 5.500 plantas por hectárea y esta dotada de riego por goteo para la fertirrigación y 10 hs. que cuentan con un sistema de riego por aspersión para protección anti-heladas.
Bodega Del Río Elorza implementa un tipo de agricultura sustentable, prescindiendo al máximo del uso de agroquímicos. Esta práctica se ve favorecida por el efecto de los fuertes vientos y la escasa humedad característicos de la Patagonia.
La bodega vinifica aproximadamente el 20 % del total de las uvas que produce. Previamente, se realiza un proceso de triple selección: primero se eligen los cuarteles de la finca donde se da la mejor el varietal y se le realiza un trabajo agronómico particularizado, como un intenso desbrote y raleo; luego se eligen los mejores racimos, que son cosechados a mano en cajas de 15 kg. y por último, ya en la bodega, se hace una estricta selección de granos.
El reconocido estudio de arquitectura Bórmida & Yanzón estuvo a cargo de diseñar y construir el edificio pensado especialmente para el óptimo funcionamiento de la bodega, dotada de la más moderna tecnología y equipamiento industrial para la molienda, fermentación, guarda y embotellado de vinos premium.
Actualmente, la bodega cuenta con una capacidad de elaboración de 48.000 lts. y de guarda en barricas de roble de 14.600 Lts. El diseño modular del edificio está previsto para acompañar el desarrollo productivo de las viñas, de manera tal de ir incorporando progresivamente una mayor capacidad de elaboración y guarda. La infraestructura de molienda, frío y maquinaria industrial está pensada para elaborar 250.000 botellas año.

Silvia Ramos de Barton
Directora del BLOG de Vinos 

No hay comentarios: