jueves, noviembre 10, 2011

El salvaje del Gualtallary: Matías Michelini entrevistado por Silvia Ramos de Barton

Mucho hay escrito en poco tiempo sobre el enólogo Matías Michelini, que en apenas dos años sus vinos se se convirtieron de culto en Buenos Aires.  Llama la atención la cantidad de fans entre entendidos y amateurs que arrastra con una personalidad para nada arrolladora, sino todo lo contrario, humilde, divertida, precisa y nada estrafalaria.  Se autodefine como un montañés de Valle de Uco.

La que sigue es una entrevista que pude hacerle gracias a la invitación de Ozono Drinks donde lo conocí, caté algunos de sus muchos vinos y escuché muchos de sus sueños.


Al hablar con él parece un Director de Cine y no un Enólogo.  Porque habla de sueños a escondidas, de pruebas como de cámara e innovaciones como implantar huevos de cemento entre las líneas de las viñas para acortar el tiempo en la cosecha y comenzar allí la fermentación.  Parece ciencia ficción.  Se lo podría comparar con un James Cameron luchando 10 años para filmar Avatar.

Nacido en Guaymallén hace 37 años, mudado a Rodeo del Medio, formado en Don Bosco y dos años más de estudio, lo convirtieron en Enólogo.  Un verano le pidieron ayuda en una bodega, le gustó y terminó trabajando más tarde en Luigi Bosca, en el laboratorio, lugar que no sentía suyo.  Un día vinieron a catar unos periodistas extranjeros los vinos de la bodega y le pidieron si podía colaborar en servir los vinos por orden.  Quiso empezar por el Sauvignon Blanc y los periodistas taparon sus copas y dijeron, no perdamos tiempo, Argentina no puede hacer Sauvignon Blanc.  Ese día fue el puntapié inicial para demostrarle al mundo que Argentina puede producir vinos de excelencia de ese y cualquier tipo de uva, (dos Sauvignon Blanc lo hicieron famoso:  en el 2001 hizo el de Doña Paula, que marcó historia y el suyo actual, Agua de Roca, que no pude catar porque se agotó en el mercado). 

En el salón de cata de Ozono Drinks de Martín Buonsante (a la derecha de M. M. )
Dice "elaboré mi primer vino propio el Montesco Blend 2009 a escondidas porque trabajaba para Sophenia. Hice 4000 botellas y quise salirme de las reglas en cuanto a lo comercial.  Tomé a Montesco como un desafío sin interesarme por los resultados finales.  Los parrales eran de Malbec, Bonarda y Cabernet Sauvignon. Ese primer año el corte era de las tres variedades de unos parrales viejos que daban vinos bien maduros con buen carácter, con boca plena, bien de Valle de Uco.  A los 6 meses no me quedaba ninguno. Se convirtió en una marca que todo el mundo conoce y alguna vez probó, superó todas mis expectativas". 

Al preguntarle si el nombre surge por las familias creadas por Shakespeare para Romeo y Julieta, contesta que no, que buscando palabras que se parecieran a montaña, montañés, dio con montesco y que también registró capuleto, para usarla más adelante.


Quizás esa coincidencia hizo que el nombre del vino tenga un vuelo literario y romántico, morir como Romeo por su Julieta o Julieta por error por su Romeo.  "Ahí me di cuenta que lo de Shakespeare hablaba de entrega total, del amor pasional, dejar la vida por, por eso se llaman todas las líneas PASSIONATE WINES", que fue una marca que se me ocurrió y tampoco estaba registrada". 

"Luego saqué la línea Parral que es de los mismos viñedos, con el fin de que las variedades se potencien.  El resultado es un vino más expresivo que resaltan las variedades del vino entre sí. Fermentan juntas las tres variedades", dice muy sonriente y concentrado en la respuesta de cada pregunta.


Lo que más me llamó la atención de su técnica es que vinifica 3 millones !! de litros con levaduras indígenas, dice que el terroir, Gualtallary, lo permite, que las levaduras allí permiten esta técnica tan deseada por todos, no sólo por la expresión final de los vinos sino por el ahorro inmenso en la compra de levaduras en polvo, que por elaboración puede alcanzar los 25 mil dólares. (Los 3 millones de litros que vinifica no son todos suyos sino que sigue trabajando para Sophenia). 

"El Montesco lo fermento en piletas de 12 mil litros de la familia Pellegrina, los dueños de los vinos Tupun. La cosecha de Parral la realizo entre el 20 y el 25 de Marzo, hay más acidéz y menos ph.  Vinifico en Tupun".  "Las líneas que tengo son Montesco: Agua de Roca (Sauvignon Blanc), Parral Blend (Malbec, Bonarda, Cabernet Sauvignon), Punta Negra Pinot Noir 2012 criado en tonel, Angelotta y Bonarda 100% 2010.  El Punta Negra y el Angelotta saldrán en el 2012.  El MALBON (blend de Malbec y Bonarda) 2012 costará $ 220.- y el Parral $ 89.-"

También tiene una línea llamada Inéditos y los vinos se llaman "Bonarda Pura" y "Torrontés Brutal" este último fermentado todo: piel, semilla, todo dentro de la barrica. Y un "Malbec Sin Siliconas", elaborado en vasijas y sin lujos, ni barricas, bien Malbec.

"Viajé a Nueva Zelanda y a Francia, a catar especialmente Sauvignon Blanc, -recuerden que se había convertido en una obsesión- y diría que el Agua de Roca es bien herbal, tiene tiza, ruda y una mezcla de frutas tropicales, pomelo, espárrago, arveja, tapa húmeda, es como si tuviese capas en los aromas. En Nueva Zelanda cada vez son más minerales y en Chile ya no tan tropicales". 


En Gualtallary el piso es calcáreo y se encuentra a unos 1.100 msnm. Cuenta que sus hermanos tienen un gran emprendimiento también, por eso les dicen "los Michelini" y dice sobre ese proyecto: "Juampi el más chico y Gerardo el más grande de mis hermanos tienen la marca ZORZAL, con 25 socios canadienses y socios chilenos. Elaboran 300 mil litros.  Viña Morandé distribuirá en 40 países y además tiene acciones del Zorzal, pero solo para reinvertirlas".  La dirección técnica la tienen ellos, los Michelini. Compraron un laboratorio nuevo que no usan, (porque no lo necesitan).  El Pinot Noir Zorzal cuesta al público $ 50.- 

Al preguntarle por el futuro cuenta que "El Parral Blend será de Cabernet Franc, Malbec y Sauvignon Blanc, y el Zorzal Reserva será de Pinot Noir.  También se viene un Rosado de Merlot de uvas provenientes de El Hoyo, Chubut,  donde mejor se expresa esta uva y formará parte de los Inéditos.  También habrá un vino Chardonnay de alta gama, con uvas fermentadas en un tonel que rescatamos y ya tenemos en uso. Este vino  formará parte de la línea  Punta Negra".  

Podría seguir con las notas de cata, pero lo dejamos para una segunda parte cuando pueda llegar a catar todas las líneas y comentarles a los lectores.

Antes de irme tuve una charla privada de 5 minutos donde "nos probamos" los gustos al puntear vinos conocidos por los dos y los criterios estaban bastante cerca.  Eso fue muy divertido y pude conocer al Matías que todos nombraban con admiración. 

Realmente me impactó eso, en 8 años que llevo dentro del mundo del vino, Matías es uno de los enólogos más queridos por los amantes del vino.  Y yo se por qué:

Las  personas que habitan en el Valle de Uco viven en contacto las 24 horas con la naturaleza, respiran aire puro, tienen lindos pensamientos y buenos sentimientos. Sueñan con llegar a que sus vinos sean conocidos en Buenos Aires, y a veces la magia sucede cuando  LOS VINOS, COMO LOS DE MATÍAS, REFLEJAN EL ESTADO DEL ALMA.

Agradecimientos: Ozono Drinks, Martín Buonsante y Francisco Rivero.

Silvia Ramos de Barton
Sommelier
Directora del BLOG de Vinos de Argentina

No hay comentarios: