jueves, febrero 23, 2012

El catering elegido post entrega de Oscar, este domingo

Se servirán tapas con mariscos, caviar, pastel de pollo con trufas, cordero con vinagreta de cilantro y mini hamburguesas de ternera de Kobe, con queso, entre otras delicatessen.

  Fuente:  El Universal
Los Ángeles.- La Academia de Hollywood develó sus planes para el tradicional Baile del Gobernador que siempre sigue a la ceremonia de los Oscar del 26 de febrero, un evento que ha sido rediseñado con estilo mediterráneo y en el que se cenará con tapas variadas. 
Hasta ahora, el convite que sigue a la entrega de las estatuillas se realizaba en un salón en el que cada uno de los invitados tenía una mesa y un sitio asignado y se ofrecía una oferta culinaria con un menú de platos "gourmet" propios de grandes bodas. Pero eso ya es cosa del pasado, según comentó a Efe la organizadora del evento, Cheryl Cecchetto, responsable de montar esta fiesta durante los últimos 23 años. 


Cecchetto explicó que el planteamiento clásico era demasiado rígido para los invitados que terminaban por moverse de un lado para el otro a lo largo de la velada, razón por la que optó por liberar de ataduras a los comensales que podrán estar tanto de pie, en el bar o en diferentes áreas con mesas y sillones. 

"En realidad nadie se sentaba porque la gente quería levantarse y mezclarse, así que ahora vamos a dejar que hagan eso. Que socialicen", aseguró Cecchetto. 

Los 1.500 asistentes tendrán la atención de un camarero por cada tres personas y la comida, elaborada por Wolfgang Puck, se paseará en bandejas. 
El famoso chef austríaco tiene previsto alimentar a las estrellas de Hollywood con centenares de tapas que irán desde marisco a caviar (se servirán 5 kilos durante la noche), pasando por pastel de pollo con trufas, cordero con vinagreta de cilantro o minihamburguesas de ternera de Kobe con queso. 

La figura del Oscar estará muy presente en el menú y dará forma a diferentes manjares, desde un panecillo con salmón hasta 5.000 estatuillas de chocolate.
Una de las curiosidades de esta edición será la posibilidad que tendrán los invitados de ponerse unas gafas para ver en 3D una serie de carteles de los Oscar que acompañarán a la comida. La bebida correrá a cargo de Moët & Chandon, que proveerá con un millar de botellas de sus bodegas con las que se elaborará un cóctel especial, el "Moët Red Carpet Glamour", que resultó ganador en un concurso realizado por la marca y que añade a las burbujas un pétalo de rosa. 

Silvia Ramos de Barton
Directora

1 comentario:

Ricardo dijo...

Que increíble las cosas que hacen! comida en forma de Oscar!! Muy bueno la verdad.
Gracias por compartir esto con nosotros.
Saludos, Ricardo