martes, septiembre 18, 2012

Bodega Margot con "Buena Vista Social Club" !

VINOS, TANGOS Y BOLEROS…

Margot compartió en exclusiva un distendido almuerzo con la mítica banda cubana BUENA VISTA SOCIAL CLUB. 
Se degustaron los varietales y espumantes de la bodega maridados con exquisiteces de la cocina peruana.

En una tarde primaveral y horas antes de su presentación en el mendocino auditorio Angel Bustelo, los artistas disfrutaron de una cata privada de Maula y espumantes Margot en el restaurante Manos Morenas, en Chacras de Coria; ícono de la gastronomía peruana en Mendoza.
Elíades Ochoa
En el patio del restaurante ubicado en una casona antigua y remodelada, bajo la sombra de un techo de caña, lo más parecido a un domingo en familia, la excepcional banda cubana conformada por ocho músicos y el gran Elíades Ochoa compartieron un almuerzo distendido y la siesta con amigos de la casa, algunos empresarios cool y artistas locales.


Giovanna Carparelli, brand manager de Margot, resaltó en entrevista a Diario Los Andes “la maravillosa oportunidad de compartir letras de tangos y boleros, en un ambiente muy genuino, para nada forzado ni cholulo, unidos desde las raíces culturales del país de cada uno”.

Maula Malbec Oak para las empanadas criollas; Maula Sauvignon Blanc para el arroz chaufa y Margot Blanc de Blancs en el deleite a la hora de los postres con notas de maracuyá. Los músicos experimentaron los sabores de los vinos mendocinos ya que no forman parte de su cotidianeidad cultural. 
Sergio Mastrapasqua (Bodega Margot) y
Marcos Antonio Fernandez López (pianista)
Un momento singular se vivió cuando el pianista Marcos Antonio Fernández López, sucesor del mítico Bebo Valdes, tomó una botella cerrada de Maula Malbec Oak y le pidió a Sergio Mastrapasqua -presidente de Bodega Margot y fiel seguidor de la banda-, que la autografiara para llevársela a su esposa neurocirujana, como recuerdo de su paso por Mendoza.
El fenómeno Buena Vista Social Club se remonta al club social de La Habana donde sus miembros practicaban actividades relacionadas con el baile y la música, convirtiéndose en un sitio muy popular en la década del ‘40. En 1997 se grabó el único álbum de estudio, con la participación de algunos pioneros de aquel club, el que resultó un éxito rotundo. Al son de la salsa, el cha cha cha, los oleros y el jazz, generaciones de eximios músicos han pasado por esta legendaria banda entregando su pasión a una audiencia de seguidores en todo el mundo.

Felicitaciones a Margot por este lujo tan especial.

Silvia Ramos de Barton
Directora

No hay comentarios: