miércoles, septiembre 12, 2012

Panorama del vino mexicano: Por Mike Taylor

México
Nuestro amigo Mike Taylor comparte con nuestros lectores el panorama del vino en ese país.  
Hugo D´Acosta y Mike Taylor
Hola enoamigos

Desde que llegué a México, procuré conocer y degustar al máximo los vinos del país azteca. Anduve por Tequisquiapan, en el estado de Querétaro, y confieso que no pude resistir a la tentación de conocer Tequila (¡una experiencia obligatoria para todo Sommelier!). Vine a la Baja California, a conocer Ensenada y sus valles, y me faltan apenas conocer el Valle de Parras en Coahuila, y algunos otros estados productores.
De lo mucho y poco que degusté puedo emitir los siguientes conceptos o digamos, manifestar un panorama del vino mexicano:

- El vino mexicano es libre
Pues los productores tienen libertad – esa falta de rigor de las AOC/DOC, que a veces puede matar la iniciativa y creatividad – y a pesar de todo el libre albedrío de los vignerons y winemakers, los mismos hacen buen uso de esa falta de marco regulatorio.
Por eso mismo, es fácil encontrar blends únicos, que a los ojos de europeos serían declarados sacrilegios, como una Nebbiolo con Carignan, una Tempranillo con Pinot Noir, y así los ejemplos no dejan de surgir a borbotones.
Y lo que a ojos de preconcepto podría parecer un fracaso, resulta en vinos sabrosos, únicos.

- El vino mexicano precisa de apoyo
El público mexicano precisa entender que es necesario conocer, prestigiar, apoyar a los productores nacionales, comprar y beber vino mexicano. Comprar vino nacional es hacer patria. Pero esta idea no es para ser chauvinista y patriotero. Es para ayudar a que la industria del vino se fortalezca, y por saber que los vinos de México, están a altura de patrones internacionales.

- El vino mexicano NO es caro
Oigo muchas veces esa falacia (mentira con apariencia de verdad).  Si investigamos y comparamos precios… veremos que buena parte del vino mexicano se vende al público a menos de 10 dólares la botella. Un vino de los EE.UU, Argentina o Chile… de igual calidad, llega mucho más caro. Entonces… se debe entender que hay vinos caros en todo el mundo, y en México, también hay vinos caros, (algunos de precios injustificados), mas que no son la mayoría. El vino mexicano NO es caro.

- Los vinos dulzones le hacen daño al vino mexicano
Siempre digo que seguir los pasos del Liebfraumilch alemán, es para la industria del vino mexicano, como darse un un tiro en el propio pié.  Es entendible que los productores nacionales vean los volúmenes de venta de vinos dulzones, y caigan en la tentación, pues nadie es de hierro, y en todo negocio se vive para vender; mas es fundamental que los productores reviertan gradualmente ese tipo de productos y migrar hacia vinos de más calidad. Pues los vinos dulzones, le hacen daño a la imagen del vino mexicano.

-  Es necesario que los productores inviertan en las escuelas de Sommellerie
Es muy lindo ver que tal o cual cantante o banda son patrocinados por las vinícolas mexicanas… pero es triste ver que pocas de ellas se preocupan por patrocinar un concurso de Sommellerie, o actividades de capacitación de Sommeliers, viajes de estudios.  Sin Sommeliers preparados e instruídos no hay posibilidad de una industria fuerte ni buenas ventas de vino mexicano.  Señores y Señoras productores, apoyen a las escuelas serias y responsables (que cuenten con el reconocimiento de las dos mayores asociaciones de Sommeliers del país, la ASM Asociación de Sommeliers Mexicanos, y la AMS Asociación Mexicana de Sommeliers).

- ¡Urgente, escuelas de enología y reglamentación de profesiones!
Es lamentable ver como cualquier infeliz se hace pasar por enólogo sin siquiera haber estudiado ni siquiera una materia de química… o cómo cualquier embustero se hace pasar por Sommelier. En Los Cabos, conocí un sujeto inescrupuloso que impunemente se hacía pasar por ambas cosas… En cualquier país civilizado, eso es un delito grave previsto como Usurpación de Funciones o Usurpación de títulos y honores. Una vergüenza que México por desidia, negligencia o inercia, permita este tipo de agravios a la ley. Y eso, tampoco es bueno para la industria del vino mexicano. Copien ejemplos como los Chile donde para ser enólogo se estudia agronomía, o del Brasil, donde ser Sommelier ya es una profesión reconocida y reglamentada por el estado.
Es una vergüenza que gente del talento de José Luis Durand, Hugo D´Acosta, Víctor Torres Alegre, y tantos otros talentos y estudiosos mexicanos, deban convivir con esa realidad lamentable.
Mike Taylor y Hans Backhoff de Monte Xanic

- ¿Donde están los políticos?
No caeré en la tentación de hablar mal de partido o político algún pues eso es previsible… pero si se quieren RUTAS DEL VINO rentables, con afluencia real de visitantes y compradores, es necesario colocar en los puestos claves, a personas relacionadas con la industria del vino. No a amigos ni compadres. En las localidades que visité no hay buena señalización, ni planes estratégicos de posicionar a las rutas del vino dentro de escenarios mundiales. Una pena… México está perdiendo tiempo (como en tantas otras cosas).

- El vino mexicano atiende perfectamente el mercado interno
Cuando hablo de vino mexicano, es imposible no referirme a los vinos de Baja California y especialmente a su valle de Guadalupe, de donde vienen los productos más afamados y premiados del país. Sabemos que la realidad hídrica  y la sobreexplotación del acuífero del Valle de Guadalupe, hacen difícil expandir las áreas de cultivos. Los pozos secos no son todo el problema. Entre impuestos y costos de distribución, se van más de la mitad de las ganancias de los vitivinicultores.

Por lo tanto con lo que hay implantado, que es bien menor a la cantidad de hectáreas plantadas que en la década de 1960, y las sequías; que han reducido drásticamente el rendimiento en años rígidos, lo que se produce en todo México atiende perfectamente el mercado interno.
Pero es necesario que las nuevas generaciones de productores, mire hacia el exterior. 
José Luis Durand
México precisa exportar.
Si bien ya hay casos, como el de la Vinícola Relieve (http://www.relievevinicola.com/ ), de Wenceslao Martinez (padre e hijo), que direccionan exitosamente sus caldos hacia la tierra del Tío Sam, es importante que otros productores de menor porte coloquen sus productos fuera del país.

- Incrementar el portfolio y nuevas regiones
Ya reclamé de los políticos mexicanos… y eso no es nuevo ni original. Pero es importante que los Señores Feudales de los 4 partidos gobernantes, miren hacia adentro y actúen en prol del bien común en México a través del cristal de la industria vitivícola. Vean el caso de Argentina, donde el propio estado nacional por medio de una promoción industrial libera a los vinos espumosos de pagar impuestos internos para EXPANDIR la producción de dichos productos.  Eso es incrementar el portfolio. Hace 20 años Argentina tenía pocas etiquetas de vinos espumosos. Hoy se cuentan por centenas.
Observación: Este comentario no habla bien de los políticos de Argentina… apenas del gesto inteligente y proactivo en relación con la industria vitivinícola.

Creo que éstos son mis puntos de vista sobre el vino mexicano, y espero que aporten un llamado de atención para los puntos de la pirámide: el consumidor, y las autoridades.

Agradezco a todas las personas que hicieron posible mis visitas a diversas vinícolas y a los diversos enólogos y productores que me recibieron y generosamente me concedieron entrevistas.¡ Muchas gracias México!

Enoabrazos y hasta la próxima…



Mike Taylor
Director
The Woinos Group by Mike Taylor 
(Brasil-Argentina-México)
http://www.woinos.com/ 

VINOGOURMET
Food and Wines Consulting

GEDV Grupo de Altos Estudios y Degustación de Vinos 
Wine Education Masterclasses - Vinos & Sommellerie 


FÓRUM VINOGOURMET (español)
FÓRUM ENOGASTRONOMIA (portugués)

No hay comentarios: