lunes, septiembre 10, 2012

Union Grand Cru de Bordeaux Cosecha 2011

Nuestro corresponsal en Bordeaux Yuri Santillán
escribe sobre uno de los vinos más famosos del mundo
Chateau d`Yquem cosecha historica 1.997
En exclusiva para el Blog de Vinos desde Burdeos-Francia 2012

El Mítico Chateau d `Yquem y las puntuaciones  injustas 
de algunos profesionales del vino       

Cuando recibí la invitación este año 2012 de la Unión Grand Cru de Burdeos a catar los vinos más caros y famosos de esta región, -como Chateau La Tour, Chateau Mouton Rothschild, Chateau d`Yquem y muchos otros más- pensé primeramente en el privilegio y la gran suerte de ser invitado a este evento internacional de tanta magnitud, que dura una semana y donde sólo participaron dos latinoamericanos, mi colega Mexicano y yo como único representante de Sudamérica de los 200 periodistas internacionales invitados a este evento.

A mi llegada a la ciudad de Burdeos fui recibido por el director del Chateau Lafaurie, el Sr. Eric Larramona que me llevó hasta la región de Sauternes, donde estuve dos noches.  Me hospedé en el Chateau Lauferi, conocido mundialmente por sus vinos blancos dulces, desde donde veía del otro lado al mundialmente conocido Chateau d`Yquem. Otras tres noches las pasé en el Chateau Siran en la región de Margaux, donde fui recibido por el Sr. Edouard Miailhe cuya familia es propietaria desde hace cinco generaciones.
Yuri Santillán, periodista de vinos en Europa
Si se habla como fue la cosecha y el clima en el 2011 en la región de Burdeos, solo se puede decir que el cambio climático mundial ha afectado también la región de Burdeos. Entre los meses de Marzo y Abril -primavera- fue afectada por un calor intenso y una sequía impresionante con temperaturas de hasta 30 grados, un verano imprevisto y fuera de época que causó mucho daño en los alrededores de Gironde y Margaux. El verano -que es de Junio hasta Agosto- fue extremadamente caluroso con temperaturas de hasta 40 grados. Muchas plantas de Cabernet Sauvignon se murieron por la sequía.


Ergo, el año 2011 no fue una gran cosecha para la región de Burdeos, sólo cuatro regiones tuvieron una buena cosecha porque fue menos afectadaa por la sequía.  Las mismas fueron las regiones de Sautern ( 90 hasta 96 Puntos), Medoc (89 hasta 93 Puntos), Pomerol ( 90 hasta 94 puntos) y Saint-Emilion ( 90 hasta 94 puntos).  


Los vinos tienen mucha acidez pero poca concentración de alcohol con un máximo en muchas botellas de 12 y 13 %. Comparándolo con las cosechas 2005, 2009 y 2010 que fueron excelentes, la cosecha 2011 ha sido considerada "la cosecha para la clase media"  (no porque el producto sea malo si no porque como nunca los precios han bajado en muchas botellas incluso hasta en un 50%).  Así que, estimados lectores como nunca tenemos la oportunidad de comprar una botella de Grand Cru de Bordeaux a un precio tan económico, lo único que puedo hacer es aconsejarles que lo hagan y espero que lo disfruten.
Después de muchos años de ser invitado a catar los vinos de Burdeos y conversando con mis colegas alemanes, chinos, ingleses, etc. me llamó la atención la forma de catar de ellos. La Unión Grand Cru de Bordeaux pregunta siempre a cada periodista como desea catar: a ciegas? (ver foto - la botella es cubierta con papel de aluminio y cada una es numerada y al final de la cata recibe uno la lista  con los nombres de las bodegas que uno ha catado) ó viendo el nombre de cada botella. Algunos de estos profesionales del vino no catan a ciegas y llevan catando de esta forma mas de 20 o 30 años. 
Esta  forma de catar sobre todo de un profesional del vino es injusta y da como resultado puntuaciones que están muy lejos de la verdad y sirven no como orientación al público  consumidor sino que se protegen los intereses de las bodegas para los cuales ellos esperan recibir las puntuaciones más elevadas, con el fin de vender sus productos a un precio más elevado que los otros que reciben menos puntuaciones. Para comprender el porqué es necesario catar a ciegas. Se necesita  conocer un poco de la historia de la cata a ciegas y su puntuación.

La Historia y el Arte de la Puntuación del Vino
Los primeros en utilizar un sistema de puntuación fueron los Franceces en el año 1930. Ellos utilizaron el sistema de 20 puntos, esta práctica se perdió y en el año 1950 fue retomada por la Universidad Americana Davis y en la década del 80 fue retomada por el americano Robert Parker, donde popularizó su sistema de 100 puntos. 

Otros profesionales del vino como la famosa catadora Inglesa Jancis Robinson, Michael Broadbent, la revista inglesa Decanter y la revista alemana Vinum siguen utilizando la escala de 20 puntos. En cambio  Robert Parker y Wine Spectator utilizan la escala de 100 puntos, la revista Gambero Rosso versión Italiana y Americana utilizan copas, 3 copas es el máximo puntaje.  Otras revistas utilizan o estrellas u hojas de uva como puntaje, donde 4 o 5 hojas o estrellas es el máximo puntaje. Personalmente yo utilizo la escala de 100 puntos.

La mayoria de estas revistas internacionales como Decanter, Vinum y como he podido observar en la paguina Web-Videos de Parker sobre  Burdeos, video  hecho por Neal Martin  (que junto con Parker ha catado la cosecha 2011), no catan a ciegas. Incluso el mismo Parker la mayoría de las veces no cata a ciegas, la revista Decanter tampoco lo hace y argumenta: (cito Textualmente) que desean brindar al público la tradición, la experiencia y el desarrolo vinícolo que brinda cada botella de Grand Cru de Bordeaux. 
Robert Parker catando 
Para mi no son argumentos convincentes. La revista Vinum, el colaborador de Parker y Parker mismo no dan ningún argumento del por qué no catan a ciegas. El sólo hecho de saber que se va a catar los vinos más caros del mundo es una presión tan fuerte para todo catador de vino profesional y si no exisste como juez calificador la imparcialidad, no existe la confianza por parte del público consumidor.   

Darle un puntaje al vino, es como darle a un producto un control de calidad y cualidad. En alemania el país donde vivo desde hace 25  años, todo producto pasa por este control, no solo las bebidas si no todo producto que uno desee comprar como: artefactos eléctricos, verduras, leche etc, etc. cada producto recibe una calificación ya sea en números o en palabras, por ejemplo: la cerveza -que en alemania existen más de 2000 variedades- se la cata a ciegas y se la cata en copas de vino blanco para que se expresen sus aromas y así poderla catar con mayor precisión y este puntaje sale siempre publicado en revistas que se encargan de informar al público consumidor que producto es el mejor y cual es de menos calidad. Estas instituciones que hacen estas catas o test son estatales y algunas son privadas pero son muy confiables. 

Estas instituciones han tenido muchos problemas de juicios contra las grandes industrias de bebidas o de otros productos, al cual ciertos productos o bebidas han sido calificados como malos, pero la mayoría de los juicios los han ganado y las industrias  han tenido en muchos de los casos que retirar el producto en venta o mejorarlo para el consumidor.

Por ese motivo la cata o el test de un producto  debería de ser neutral, objetivo y sin favoritismos de ninguna clase, lo mismo sucede con los vinos que se los valora año por año -el contenido de cada botella, no la bodega- y para ser neutral, objetivo y sin favoritismos es necesario que se cate a ciegas. 


Steven Spurrier
Una de las Historias mas importantes en el mundo del vino  y que se la podría denominar como el nacimiento de la cata a ciegas  y que todo amante del vino debería de conocer es la famosa cata de vinos que se realizo en París el 24 de Mayo 1976 por Steven Spurrier Master of Wine y escritor y catador oficial de la revista Inglesa  Decanter. 

Él organizó por primera vez junto con un jurado compuesto la mayor parte por franceses especialistas en vinos de la región de Burdeos,una cata a ciegas con vinos de la región de California contra los vinos mas famosos de Burdeos. El motivo de esta cata a ciegas era de que estos famosos catadores franceses decían que podían reconocer y calificar que vino veniía de Burdeos y que vino venía de California.  El jurado era compuesto por 10 franceses y el inglés Spurrier, el resultado fue sorprendente. Se cataron a ciegas 10 vinos blancos de uva Chardonnay y 10 vinos tintos de uva Cabernet Sauvignon. El primer puesto lo ganó el vino que para el jurado francés era 100% un vino de la región de Burdeos pero en realidad  era un vino Californiano tinto el Stag Leap Wine Cellars y el vino blanco que gano el primer puesto fue tambien Californiano y fue el Chateau Montelena.
Botle Shock la película que cuenta esta historia 
Los vinos franceses ocuparon el 2,3 y 4 puesto seguidos por los vinos californianos. La furia del jurado francés fue tan grande que al organizador del evento el Sr. Spurrier le fue prohibido durante un año a no ser invitado a catar los vinos de la región de Francia.  Ningún periódico francés publicó este evento histórico.  El hecho fue publicado luego de 6 meses en Le Figaro, cuando los Americanos publicaron en el periódico The Time con gran sensación el resultado de esta cata.

Después de 30 años (2006) organizó Spurrier nuevamente la misma cata, con el mismo jurado y las mismas botellas, porque se decíaa que los vinos Californianos no son vinos de guarda como los vinos de Burdeos que se los puede beber después de 30 años y saben mucho mejor. Como resutado final fue peor para los franceses:  los 5 primeros puestos de las 10 botellas presentadas los ganaron los vinos tintos californianos y así fue que reconocieron que el Cabernet Sauvignon Californiano era tan bueno o mejor que el francés.

Como ustedes ven estimados lectores en este mundo globalizado no se puede decir más, que el mejor vino del mundo es francés, italiano o español.  Los Chinos están produciendo vino con asesoramiento francés, los Venezolanos están haciendo vino con asesoramiento español. Nunca hay que tener prejuicios de que un país no pueda producir vinos de alta calidad sobre todo si se tiene el asesoramiento y la tecnología adecuada para producir  este tipo de vinos. Si no hubiera sido por la genial idea del inglés Spurrier de hacer esta cata a ciegas los vinos californianos nunca hubieran tenido el lugar y el prestigio que se merecen en todo el mundo.

El Mitico Yquem      
Jacques de Sauvage d`Yquem lo adquirio en el 1593, la llamada casa de Yquem despues fue adquirido por la monarquia francesa y en el 1711 paso a manos de León de Sauvage d`Yquem, en el 1785 pasó a manos de la familia Lur Saluce cuando Fransisca de Sauvage d`Yquem  se caso con el conde Luis de Lur Saluces, la familia Lur Saluce ha dirigido por mas de 200 años la casa d`Yquem que incluso la botella llevaba su nombre hasta que el 2004 pasó a manos de accionistas franceses como el famoso Louis Vuitton y entre uno de los compradores los accionistas  de Chateau Cheval Blanc que en el mismo año nombró a Pierre Lurton como director de la casa de Yquem y de Cheval Blanc.
Este vino mítico ha sido y es el vino predilecto de todo presidente norteamericano.

Mientras estaba de embajador norteamericano en Francia, Thomas Jefferson encargó 250 botellas de la cosecha 1784 y más botellas para el presidente norteamericano George Washington.  Se podría decir que el presidente Jefferson lo popularizó en América y tanto es así que la casa Yquem dedicó algunas cosechas al presidente americano denominando la botella Chateau d`Yquem Jefferson, lo mismo hizo el vino tinto mas famoso del mundo Chateau Lafite. Una botella de Chateau d`Yquem Jefferson fue vendida por más de 100.000
dólares, que ha pasado al record del libro Guiness.

El honor de haber probado la cosecha 2011 (94-Pt) y la cosecha 1997 (98-Pt) es verdaderamente un privilegio: La cosecha 2011 es refrescante, con olores y sabores de frutas frescas dulces como naranja, mango, manzanas y ciruelas con colores de pajas semi brillantes verdaderamente un placer.  Este vino dulce blanco se lo puede guardar muchas décadas o hasta siglos y cada vez sabe mejor. La cosecha 1997 llevaba todavía el nombre de su antiguo propietario el conde Lur Saluce. 
Créanme  que beber este vino con solo 15 años en botella fue como un viaje al pasado el olor intenso a miel de abeja, de frutas secas dulces como durazno, peras y naranjas, sentirlo en boca con sabores a dátil, mandarina, mazanas, maracuyá y muchas otras frutas, que verdaderamente es imposible explicarlo solo con palabras si no se bebe un Chateau d`Yquem. 

Solo una cosa me gustaria comentar que el Chateau Yquem, Chateau Petrus, Chateau Lafite, Chateau Mouton de Rothschild y otros mas, no se someten a las catas a ciegas que organiza la Union Grand Cru de Bordeaux y esto lo considero incorrecto como catador profesional.

YURI SANTILLÀN C.             
          
  

No hay comentarios: