lunes, octubre 29, 2012

Barda Pinot Noir 2010 de Bodega Chacra, Río Negro.


 Escribe: Dr. Alejo Martínez Araujo, director de "La Columna del Vino"

Recientemente he probado el Barda, Pinot Noir, Cosecha 2010, que es un vino que elabora la Bodega Chacra, sita en el Valle del Río Negro, en una zona equidistante entre la Cordillera y el Atlántico, cercana a la localidad de Mainqué, Provincia de Río Negro. La cuenca aludida permite que el desierto central del país que tiene un clima seco, con escasas precipitaciones (200 mm al año), aire puro, mucho sol y una amplitud térmica de unos 20°, encuentre la humedad necesaria para la agricultura.

En 2004, Piero Incisa della Rocchetta, que proviene de una familia de viticultores (Mario Incisa della Rocchetta, su abuelo, fue el creador del famoso vino Sassicaia), compró la primera finca de la bodega, en una propiedad que contaba con un viñedo de pinor noir plantado en 1932. Eligió esta zona, porque muy cerca se había instalado su prima la Condesa Noemí Marone de Cinzano, en la Bodega Noemía, con el enólogo Hans Vindig Dier, acérrimo defensor de la biodinamia (ambos en la imagen).
  
Allí, Piero (en la imagen) desarrolla una actividad que se califica como orgánica y biodinámica, llevando a cabo el riego cinco veces durante el ciclo de la vid, de la que cada planta produce cinco pequeños racimos que en conjunto pesan unos 500  grs. La fermentación se realiza en tanques de cemento revestido, de 200 litros y dura tres semanas a 26°. Una vez concluida, el vino se trasiega por gravedad y sin filtrar a barricas de roble francés (sólo 20 % nuevas), y la fermentación maloláctica se produce en forma espontánea y se extiende durante seis meses, aunque el vino queda en las barricas otro tiempo igual. 

Este vino es el más joven y fresco de las cuatro etiquetas de la bodega. Tiene un presentación sobria y elegante, se muestra con un color rojo cereza (o rubí claro), con un tenue destello aladrillado. En nariz ofrece aromas a frutas rojas (frambuesa y frutilla), y negras (grosella negra), toques de frutas secas y flores, además de ligeras notas de vainilla y ahumados. En boca es fresco, con buena acidez, con taninos suaves y un final largo. Muy, pero muy bueno (Aprox. $ 180)

La  bodega elabora además de este vino, las siguientes etiquetas: Chacra Cincuenta y Cinco, y Chacra Treinta y Dos (100% Pinot Noir), y Mainqué (100% Merlot), todos más que excelentes.


Alejo Martínez Araujo y Silvia Ramos de Barton 


Muchas gracias Alejo por compartir esta hermosa nota con nuestros lectores.
Silvia Ramos de Barton
Directora
Twitter: @SilBarton 

No hay comentarios: