sábado, diciembre 01, 2012

Locura! Los franceses VENDEN patrimonios de la humanidad!!!

Napoleón se retuerce en tu tumba! Vendieron su vino preferido!

Los chinos avanzan sobre un símbolo francés: las bodegas
Sus magnates compran cada vez más viñedos en las regiones mejor cotizadas del país

Por Luisa Corradini  | LA NACION

PARÍS.- Los millonarios chinos, que poco a poco se están apropiando de las mejores bodegas de Francia, dieron un paso suplementario esta semana con la compra de Château de Bellefont-Balcier, un viñedo de Saint-Emilion de prestigio en la región de Burdeos.


Esta vez, el señor Wang, un magnate de la industria del hierro de 45 años, acaba de adquirir un viñedo de la más alta calidad, grand cru classé, de unas 20 hectáreas, situadas en las mejores tierras de Saint-Emilion. Wang habría desembolsado 25 millones de euros para pagar su sueño.
"Si bien la cifra no ha sido confirmada, nadie ignora en Francia que el precio de la hectárea en las mejores tierras de Saint-Emilion se sitúa entre 1,5 y 2 millones de euros", señala Michael Baynes, de la agencia inmobiliaria Maxwell-Storrie-Baynes.
Ya se trate de una estrategia empresaria o simplemente para dar brillo a su imagen de marca, los chinos adquieren cada vez más propiedades vitivinícolas en Francia. Desde hace cinco años compraron cerca de 30 viñedos en la región de Burdeos, aunque el Château Bellefont-Belcier es, sin duda, la adquisición más prestigiosa de todas.
Los vinos bordeaux no son los únicos objetos de deseo de los millonarios chinos. También los atrae la región de Borgoña. En agosto pasado, un inversor chino se apoderó del prestigioso Château Gevrey-Chambertin. El comprador es un magnate chino de la industria del juego que hizo su fortuna al frente de un casino en Macao.
El inversor pagó ocho millones de euros por una propiedad que incluye un castillo del siglo XII y dos hectáreas de exclusivos viñedos que producen ese vino tinto de color rubí, de aroma y sabor intensos. La compra provocó la ira de los viticultores locales, que habían puesto cinco millones sobre la mesa para tratar de conservar el château más viejo de la soberbia Côte d'Or.
La ofensiva del peligro amarillo sobre el patrimonio agrícola e industrial comienza a inquietar seriamente a los franceses. "Los precios por hectárea de viñedos se multiplicaron por tres", según un estudio de los especialistas del mercado Vinea. El aspecto más inquietante reside en que 40% de las últimas operaciones fueron realizadas por inversiones sin tradición en la actividad y por una nueva generación de financistas chinos.
Esa tendencia tiene cierta lógica cuando se sabe que 90% de la producción de vinos burdeos se destina a la exportación. China absorbía hasta hace poco tiempo 10% de ese volumen, pero el consumo comenzó a crecer en forma exponencial.
Actualmente, representa el primer mercado en volumen de los burdeos y el segundo en valor detrás de Hong Kong. Esos dos destinos generaron 680 millones de euros, cifra que representa 34% de las ventas de burdeos al extranjero.
Pero eso no es todo. Los chinos producen cada vez más vinos en su propio país. Adquirir tierras prestigiosas en Francia constituye, entonces, una forma de sumar conocimiento y el savoir-faire que otorgará credibilidad a sus productos.
Grandes amantes del coñac, los chinos también aparecieron como una salvación para los fabricantes de licor. Para compensar la fuerte caída en las ventas en países como Alemania (-13,2%) y Gran Bretaña (-6%), China se convirtió en el tercer consumidor mundial de los 168,5 millones de botellas vendidas en el mundo entre agosto de 2011 y julio pasado. Lo mismo ocurrió con el Cointreau y con otras calidades de licores digestivos.
En todo caso, en Burdeos, todo el mundo se convenció: esta compra no es la última.
Tradicionalmente revestida de la dignidad de las viejas familias venidas hace seis o siete generaciones de Inglaterra, Irlanda u Holanda para cultivar la viña, la región sabe que, uno de estos días, un grand cru classé del Medoc caerá en la canasta de un millonario chino. Con un precio de venta que supera los 800 euros la botella, las 40 marcas más importantes de la región atraen cada vez más a los inversores del gigante asiático.
Más información: http://www.frogsiders.com/wordpress/?p=3243 y para leer todo sobre los vinos de la región, en este link: http://www.verema.com/blog/eugenio/866783-gevrey-chambertin-borgonas-mas-compactos
Nota de la directora del Blog de Vinos
Es una muy mala noticia que el Château Gevrey-Chambertin, (2 de las hectáreas de viñedos más prestigiosas del mundo y su castillo ubicado en la Côte d'Or, -una región de la Borgoña francesa-) haya sido vendido.  Debería haber sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Intocable, un mito francés viviente y productivo amado por el mundo del vino universal.

Le Chambertin está considerado por muchos expertos como el

mejor viñedo tinto de toda la Borgoña y el vino preferido de

Napoleón Bonaparte, que prácticamente no bebía otra cosa.
Los vecinos y amigos del Château propusieron a la familia 5 millones de euros, pero finalmente entregaron la propiedad a un magnate chino cuya fortuna la hizo en las apuestas. Pagó por el tradicional viñedo 8 millones de euros por un  lugar, un viñedo, un castillo y sus vinos, que no tienen precio. 
Vergüenza

Silvia Ramos de Barton
Directora
@SilBarton


No hay comentarios: