martes, junio 24, 2014

Lo que Dereck Foster me dejó

Fallecimiento

Ayer lunes 23 de junio partió Mr. Dereck Foster a encontrarse con Miguel Brascó, el Gato Dumas y Fernando Vidal Buzzi.  Fue mi mentor en el mundo eno-gourmet. Siempre lo recordaré con gran cariño y con enorme melancolía de un tiempo hermoso que se fue. Extrañaremos su pluma, su simpatía, su sabiduría, su cordialidad. Agradezco a la vida haberlo conocido y haberlo tenido como profesor.  Aquí un pequeño homenaje.
14 de septiembre de 2009. Foto tomada por Silvia Ramos de Barton
Tuve el placer de conocer a Mr. Dereck Foster en 1986. 

Yo quería ser actriz y mi mamá me persuadió que hiciera la carrera de "Secretaria Ejecutiva Bilingüe y Asistente Personal en Relaciones Públicas" que dictaba en sus comienzos el Ott College en Acassuso. Mi mejor amiga, Marilú de la Canal, tomaba ese curso y estaba muy feliz. Además prometían una muy buena salida laboral como mano de derecha de presidentes en multinacionales, y cumplieron.  De hecho el trabajo de Secretaria primero y Asistente luego, fue mi profesión durante muchísimos años.

Para ingresar al Ott College había una sóla condición: ser Bilingüe. Yo estaba haciendo en ese entonces, -tenía 20 años- la carrera de Intérprete de Inglés mientras trataba de ingresar al Conservatorio de Arte Dramático. Así fue como me anoté por la mañana en el Ott College y a la tarde en el Conservatorio, mientras en paralelo hacía el curso de intérprete. 

Silvia Barton y Dereck Foster
En el OTT tuve a Dereck Foster como profesor de "Oenology". Recuerdo que el primer día tuve que buscar en el diccionario qué era esa palabra. Algo de vinos, qué raro, para qué servirá, pensé. Luego de tener varias clases de cata con el maestro, y de Protocolo y Ceremonial con Dorothy Muir de Ott, comprendí que para saber poner una mesa protocolar había que saber ambos temas, (y jamás pensé que algún día lo usaría y menos que mi carrera de Asistente finalizaría en una embajada donde apliqué todos los conocimientos otorgados por ambos maestros: Dereck y Dorothy). 

Dereck Foster  nos hablaba de vinos en inglés. Hablaba de cepas, especialmente de Merlot y Cabernet Sauvignon. El vino Malbec no existía, de hecho fue él quien dijo que sería la cepa insignia de Argentina. Recuerdo perfectamente que nos tomó un examen de cata a ciegas donde debíamos decir cuál de las dos copas tenía la Cabernet Sauvignon. Ahora que recuerdo ésto me doy cuenta el por qué sigue siendo mi cepa preferida...

Siempre correcto, siempre elegante, siempre educado, siempre tranquilo, siempre amoroso, siempre respetuoso, siempre agudo, siempre perfeccionista, siempre purista, siempre alegre. Nunca lo olvidé y siempre lo recordaba con amor, al igual que a Dorothy que nos dejó en diciembre del 2012.  

Los años pasaron y lo volví a ver en dos ocasiones más  ya como profesional Sommelier. (Hice la carrera de Sommelier en el 2004 en la Escuela Argentina de Sommeliers, hace ya 10 años).   Charlamos, catamos, y nos divertimos.

En el 2009 me dijo: "Sos buena en ésto. No lo dejes nunca". Me contó que hacía más de 50 años que escribía en el Buenos Aires Herald su columna de eno-gastronomía los domingos. Columna que leí durante más de 10 años en forma sostenida en mis tempranos años como Secretaria. Luego de ese encuentro, recorrí todas las librerías de Buenos Aires y compré sus libros. Los leí, me emocioné y entendí que era mi mentor, que había despertado en mi a los 20 años el amor por la eno-gastronomía. Ese último día que lo vi, supe que le encantaba el lemon pie y el champagne  -a él y a su señora-. 

No le pude decir que me recordaba a mi amadísimo abuelo.

Gracias a Dereck y a Dorothy, les debo el 50% de lo que soy.

Y a mi madre, el otro tanto, porque sin ella jamás los hubiese conocido.

Silvia Ramos de Barton
Sommelier

Nota: 
Les recomiendo a todos los foodies leer "El Arte del Maridaje. ¿Con quién me caso yo?" el libro escrito por el maestro Dereck Foster con Otilia Kusmin, su último libro.


No hay comentarios: