lunes, abril 27, 2015

La uva Torrontés es ideal para vinos dulces

Torrontés… 
ahora el 2014 de las Perdices

El Torrontés tiene rasgos que son únicos. Para muchos, es la verdadera cepa autóctona Argentina. Quizás, pensando en su origen e historia, se pueda decir que sí. Es muy probable que el nacimiento de esta uva se deba al cruce entre uva criolla chica (Mission) y Moscatel de Alejandría.

De acuerdo a las fuentes, se puede estimar que el Torrontés argentino nació en Mendoza. La causa aparente se encuentra en el liderazgo de los jesuitas. Ellos introdujeron el cultivo del Moscatel de Alejandría en la viña del Colegio de Nuestra Señora del Buen Viaje y se propagó por la región. Los jesuitas mantuvieron el interés en cultivarla durante casi todo el siglo XVIII. En estas condiciones, la cepa se expandió por buena parte del espacio vitivinícola de Chile y Argentina, pero Mendoza fue su principal polo de interés. Por lo tanto, su integración genética con la uva negra pudo ocurrir en cualquier zona de esta región. El informe más antiguo que menciona la existencia de Torrontés, también corresponde a Mendoza.
La característica propia del Torrontés se debe a la presencia de un terpeno, llamado linalool, que se destaca sobre otros y le da su inconfundible perfume. Desde el punto de vista aromático, en el Torrontés se encuentran los perfumes del Moscatel Amarillo y del Riesling. En algunos casos se pueden reconocer también el Vermentino.

Viña Las Perdices elabora 3 vinos en base a esta cepa: Las Perdices Torrontés, Las Perdices Sweety- Vino Espumante Dulce ( 50% Torrontés, 30 % Viognier y 20% Sauvignon Blanc) y el flamante Las Perdices Torrontés Dulce Natural.
Ahora presenta un nuevo vino blanco que se integra a la línea de varietales de la bodega: Las Perdices Torrontés Dulce Natural cosecha 2014.
Las Perdices Torrontés Dulce Natural 2014 está elaborado con uvas provenientes de viñedos de Agrelo, Luján de Cuyo. Es un vino color amarillo tenue con reflejos dorados. Predominan aromas a duraznos, flores blancas, notas cítricas y jazmines. Fresco en boca, su elegante acidez se combina equilibradamente con el azúcar residual. Ideal para diversos postres como cremas heladas o incluso chocolates. También como aperitivo con quesos blancos.
Felicitaciones una vez más a su  Wine Maker, el Ing. Juan Carlos Muñoz.
Las Perdices Torrontés Dulce Natural 2014 tiene un precio sugerido de $89 en vinotecas. Los vinos de Viña Las Perdices son comercializados en C.A.B.A, G.B.A. y Patagonia por la Consultora Umami.
Silvia Ramos de Barton
Directora
Twitter: @SilBarton

No hay comentarios: